El PP cree que el PSOE «paga un precio» al independentismo acercando a sus presos

Ciudadanos alerta de que los políticos golpistas tendrán «privilegios» en las cárceles catalanas

MadridActualizado:

El Partido Popular ha salido hoy en tromba a denunciar que Pedro Sánchez está «pagando un precio político» al promover de forma proactiva el traslado a Cataluña de los presos procesados por el golpe separatista y lo ha considerado «humillante» para los españoles que «han sufrido los insultos y el desprecio» de los dirigentes soberanistas. Ésa ha sido la valoracion del portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ante los movimientos de última hora de Instituciones Penitenciarias, para facilitar su acercamiento.

«Hay que diferenciar muy bien cuáles son las tareas políticas de las judiciales. Y desde luego a mí lo que me parece muy llamativo es lo poco que ha disimulado Pedro Sánchez para pagar los cheques en blanco que firmó para ganar una moción de censura con los independentistas», ha afirmado la exvicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, también en los pasillos del Congreso, a donde todos los candidatos del PP han acudido hoy sí para votar los Presupuestos.

Cataluña es la única comunidad que tiene traspasada la competencia de gestionar las cárceles

«Está obligado a pagar un precio», ha insistido Hernando sobre los apoyos de ERC y PDECat a la moción que catapultó a Sánchez hacia La Moncloa. El portavoz popular exige al presidente socialista que aclare ante la Cámara qué pactos ha contraído con el independentismo y también con el PNV y Bildu. El PP considera que el peaje en ese caso es el acercamiento de presos de ETA al País Vasco y Navarra.

Más cauto se ha mostrado el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, quien ha afirmado que el Ministerio «tomará con arreglo a la ley» sus decisiones en torno a los presos independentistas que hoy duermen en Estremera y Soto del Real.

Pero Girauta ha alertado ante los posibles privilegios quepuedan recibir en las cárceles catalanas Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Carme Forcadell, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull y el resto de encausados. Cataluña es la única comunidad autónoma que tiene traspasada la gestión de sus cárceles.

Por contra, el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha denunciado que el encarcelamiento de los presos independentistas supone una violación de sus derechos y «un doble castigo» para los reclusos y sus familiares, informa Efe.