La entrada de los juzgados de Gerona el pasado 3 de diciembre, rodeada de excrementos
La entrada de los juzgados de Gerona el pasado 3 de diciembre, rodeada de excrementos - EFE

El Poder Judicial señala a la Generalitat por la desprotección de los jueces en Cataluña

El CGPJ pide que la Fiscalía General del Estado supervise la investigación de los ataques de los CDR

MadridActualizado:

Los jueces se sienten desprotegidos en Cataluña y lamentan la dejación de funciones de la Generalitat de Quim Torra. El Poder Judicial ha elevado este viernes el tono, ha condenado los recientes ataques de los CDR a diversas sedes judiciales y ha denunciado la falta de medidas eficaces para protegerles por parte de la Consejería de Interior, presidida por Miquel Buch.

En un comunicado, la comisión permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el órgano de gobierno de los jueces, expresa su preocupación por el clima hostil que sufren los jueces destinados en Cataluña y vuelve a reclamar al Ministro del Interior y al consejero catalan de Interior «un plan integral de protección», un sistema que garantice la seguridad de los magistrados y de sus familias. El documento ha sido aprobado por unanimidad.

No es la primera vez que el Poder Judicial solicita esta protección. Por eso mismo –por la necesidad de insistir– el órgano de gobierno de los jueces recela de la actuación de la Consejería catalana de Interior, a quien le corresponden las competencias para garantizar la seguridad de los jueces que trabajan en Cataluña y para investigar los ataques, recuerda la comisión permanente del CGPJ.

«El último episodio acaecido durante esta semana nos permite afirmar que no se percibe que se estén adoptando las medidas exigibles para proporcionar la garantía de seguridade integridad (...), como tampoco se percibe efectividad alguna en la investigación y persecución de muchos de los actos a que nos hemos referido», asegura el comunicado sobre los ataques contra los juzgados .

El último episodio tuvo lugar el pasado lunes, cuando las sedes de numerosos juzgados –los de Gerona, Sabadell, Tortosa, Manresa o Vilanova, entre otros– amanecieron embadurnados con excrementos y basuras en sus entradas. Los actos fueron reivindicados por los autodenominados Comitès de Defensa de la República (CDR), la facción más radical del independentismo catalán, protagonista de numerosos ataques y a quien pidió «apretar» el presidente de la Generalitat, Quim Torra. El «president» ha solicitado de hecho depurar a los Mossos d'Esquadra que cargaron contra los CDR.

El Poder Judicial también solicita que la Fiscalía General del Estado investigue estos actos de hostigamiento y le pide que supervise las investigaciones que llevan a cabo las fuerzas policiales, en alusión a los Mossos, «para asegurar su suficiencia y corrección y descartar que se puedan producir omisiones que den lugar a la exigencia de responsabilidades». Es decir, para evitar que miren para otro lado.

El comunicado de la comisión permanente se remite, además al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para que se ponga en conocimiento de todos los jueces y magistrados que prestan sus servicios en Cataluña. También se remite al presidente de la Junta de Seguridad de Cataluña y a los respectivos presidentes de las Juntas de Seguridad Provinciales.