Vídeo: ¿Quiénes decidirán en el Comité Ejecutivo del PP? - ATLAS
Sesión de investidura

Moncloa ve la investidura en torno al G-20 del 4 y 5 de septiembre

Rajoy quiere ir a la cumbre de China, pero podría ser «complicado» por las fechas

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Septiembre será un mes especialmente intenso para Mariano Rajoy, que tendrá que compatibilizar varias citas internacionales de primer nivel con el calendario de la investidura, la formación del Gobierno y la aprobación de la ley más importante del año, la de los Presupuestos. Fuentes próximas al presidente en funciones confirmaron ayer a ABC que Rajoy quiere y debe acudir a la cumbre del G-20 en Hangzhou (China), que se celebrará los días 4 y 5 de septiembre, aunque no se haya cerrado a esas alturas el acuerdo para la investidura. Pero también admiten que será «complicado» por la posible proximidad del debate del Congreso.

«Es una obligación estar ahí, no para nosotros en concreto, sino para España. Si no vamos podemos perder la silla», advierten en Moncloa. El deseo de Rajoy era llegar a China y presentarse ante el conjunto de los líderes mundiales ya como presidente electo, pero esa no será una condición inexcusable.

«La asistencia de Rajoy al G-20 es previsible y esperada, pero puede ser complicado», admiten en el entorno del presidente en funciones. El problema no está en que siga en funciones cuando viaje a esta cumbre, sino «que las fechas no acompañan», por la posible proximidad de la investidura y de la formación del Gobierno. Pese a todo, en Moncloa dejan muy claro que ahora mismo la fecha de la investidura «no la sabe nadie».

De momento, el calendario político se ha ralentizado hasta el próximo miércoles 17, día en que se reunirá la Ejecutiva del PP para dar vía libre, supuestamente, a la negociación de las condiciones impuestas por Ciudadanos. En el equipo de Rajoy dan por hecho que el líder del PP se pondrá en contacto con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Desde la reunión del martes de la semana pasada no han vuelto a hablar, pero la llamada es «imprescindible», según fuentes de Moncloa.

Llamada a Sánchez

«Rajoy tiene que volver a hablar con Sánchez, porque es consciente de que sin algún tipo de colaboración del PSOE la investidura es imposible», advierten en Moncloa. Por eso, el calendario dependerá en buena parte del PSOE, o al menos así lo ven en el entorno de Rajoy. «Si el PSOE no está, la investidura no puede salir», aseguran.

Sin el PSOE, «imposible»El equipo del líder del PP advierte de que «sin algún tipo de colaboración del PSOE, será imposible»

De hecho, confían en que la presión entre los socialistas aumente durante esta semana en blanco abierta por Rajoy hasta hacerse irrespirable. Una presión que, esperan, sea incluso más interna que externa.

«Vamos a ser realistas y no marear la perdiz», comentan en el entorno de Rajoy a la hora de hablar de posibles calendarios y socios de investidura. Las fechas están sujetas a la «voluntad política» que exista para permitir la elección de Rajoy como presidente y la formación de un nuevo Gobierno. Si hay voluntad, todo se hará «cuanto antes», aunque parece probable que sea ya en septiembre. Rajoy tiene en su agenda dos compromisos internacionales que quiere cumplir: uno es el ya mencionado del G-20 y otro es el Consejo Europeo que se celebrará en Bratislava el 16 del próximo mes, en el que se discutirá el futuro del proyecto europeo tras el Brexit.

Rajoy, además, ha mostrado su deseo de que los Presupuestos de 2017 lleguen al Congreso a tiempo, es decir antes del 1 de octubre. Ese es el tope de referencia para llegar a un acuerdo, y que requeriría al menos una semana de margen para aprobar en sendos Plenos del Congreso y del Senado el techo de gasto y para que el Consejo de Ministros diera el visto bueno a las cuentas públicas antes de remitirlas al Parlamento.

Campaña electoral

Entre medias, el 9 de septiembre empezará la campaña de las autonómicas de Galicia y el País Vasco, que tienen cita con las urnas el 25. La campaña podría enturbiar aún más una eventual negociación entre el PP y el PSOE.

En este contexto, y a la espera de la confirmación de la investidura que Rajoy tiene previsto hacer tras la reunión de la Ejecutiva del PP, las posibles fechas para el debate circularon ayer por los corrillos políticos. Una posibilidad es que el debate empiece el 30 de agosto y la votación final se produzca el 2 de septiembre. La segunda opción con más seguidores apunta a un debate entre el 6 y el 9 de septiembre, después del G-20 y justo en el límite de la campaña electoral.