José Manuel García-Margallo, ministro de Exteriores, en rueda de prensa en Sao Paulo - efe

Margallo solicita «paciencia estratégica» en el conflicto con Gibraltar

El ministro de Exteriores se muestra esperanzando para dialogar y negociar y justifica la cancelación del viaje a de Doña Sofía

sao paulo Actualizado:

«Paciencia estratégica» en el conflicto pesquero con Gibraltar es lo que pide José Manuel García-Margallo, ministro de Exteriores y Cooperación. «Espero que vayamos al diálogo y a la negociación como hemos ido siempre», ha afirmado el jefe de la diplomacia española en Brasil, donde se encuentra de visita oficial.

El ministro se ha referido a la salida de los pesqueros españoles que este jueves faenaron en aguas próximas al Peñón escoltados por patrullas de la Guardia Civil. Además, ha detallado que tuvo constancia el pasado 19 de marzo de que las autoridades gibraltareñas meditaban «romper unilateralmente» el acuerdo para los pesqueros españoles suscrito en 1999, que había funcionado «razonablemente bien» desde entonces.

Tras conocer las intenciones de las autoridades gibraltareñas se puso en contacto con la legación diplomática británica, que solicitó a España que los pesqueros españoles suspendieran temporalmente su actividad hasta hallar una solución dialogada.

Asimismo, ha afirmado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el primer ministro británico, David Cameron, han considerado la necesidad de desvincular el contencioso de Gibraltar del conjunto de las relaciones hispano-británicas.

«La visita de la Reina no era aconsejable»

El conflicto pesquero con Gibraltar coincide con el malestar expresado por el Gobierno por la próxima visita a la colonia del príncipe Eduardo de Inglaterra, hijo de Isabel II, que ha provocado la cancelación del viaje de la Reina a Londres este viernes.

El ministro cree que la situación con Gibraltar ha empeorado «suficientemente»

El ministro ha señalado que tras el bloqueo de las negociaciones con los pescadores y el anuncio de un «protagonismo realmente excesivo» de la Royal Band of Gibraltar en la celebración del aniversario de Isabel II, «se ha considerado que en esas circunstancias la visita de Doña Sofía no era aconsejable».

«Por esa razón, el Gobierno, que ha estado con una enorme paciencia, esperando que los acontecimientos no empeorasen, cuando han empeorado suficientemente, hemos aconsejado a la Reina que no visitase el Reino Unido», ha concluido Margallo.