La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros - EP

Los juristas creen que el decreto da luz verde a más exhumaciones

El nuevo inciso a la ley de Memoria Histórica no se circunscribe a los restos del dictador

MadridActualizado:

El Decreto-Ley aprobado ayer por el Consejo de Ministros no se circunscribe a la exhumación de los restos mortales de Francisco Franco, sino que en los términos en los que está redactado abre la puerta al desentierro de otras personas que yacen en el Valle de los Caídos. Así lo apuntan constitucionalistas consultados por ABC, que consideran que los términos en los que está redactado el apartado 3 del artículo 16 de la Ley de Memoria Histórica puede dar lugar a diversas interpretaciones.

El nuevo inciso consagra el mausoleo como un lugar destinado a la conmemoración, recuerdo y homenaje de los fallecidos en la Guerra Civil y dispone que sólo los restos mortales de éstos podrán yacer en su recinto. Lo expresa así: «En el Valle de los Caídos sólo podrán yacer los restos mortales de personas fallecidas a consecuencia de la guerra civil española, como lugar de conmemoración, recuerdo y homenaje a las víctimas de la contienda».

El primer problema que plantea esta redacción es quiénes son consideradas víctimas de la Guerra Civil. «¿Son los que murieron en la contienda? ¿Son los represaliados después de la guerra?», se pregunta el catedrático de Derecho Constitucional Roberto Blanco. Su compañero Antonio Torres del Moral, por su parte, sostiene que el real decreto parece dar a entender que es víctima cualquiera que haya tenido que ver con la contienda, ya sea porque ha participado en ella o porque lo ha sido con posterioridad. «La redacción no es clara», dice.

En cualquier caso, ambos juristas coinciden en que el hecho de que el nuevo real decreto pueda dar lugar a diversas interpretaciones no es positivo. También coinciden en que no es casual ni fruto de la improvisación el que el Gobierno no se haya centrado sólo en la exhumación de Franco, pues en todo momento se habla en plural sobre qué víctimas pueden seguir enterradas ahí y cuáles no. Aunque el Ejecutivo no lo ha llevado al texto del real decreto, en la referencia a los acuerdos del Consejo de Ministros sí se afirma que con el nuevo apartado del artículo 16 se pretende «habilitar la exhumación de los restos mortales de personas distintas a las caídas durante la Guerra».

Al margen del contenido, Blanco cuestiona que en este caso concurran las razones de «extraordinaria y urgente» necesidad que justifican la aprobación de un real decreto ley, lo que atribuye a que el Gobierno ha querido eludir el trámite parlamentario.