Mariano Rajoy en el Debate sobre la nvestidura del candidato a la Presidencia del Gobierno - ÓSCAR DEL POZO

INVESTIDURA RAJOYDe las preguntas retóricas a la mención a «La Pepa»: las anécdotas de la sesión de investidura

Rajoy apeló a la tradición democrática de España y reiteró que la única alternativa a la coalición entre PP y Ciudadanos es la repetición de elecciones

MadridActualizado:

Sin tiempo que perder, la sesión de investidura no perdió de vista el parón político que se vive en España desde hace más de ocho meses y comenzó con puntualidad. Las primeras palabras fueron de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, pero quien presentó el discurso de Mariano Rajoy fue Alicia Sánchez Camacho. El reglamento establece debe ser la secretaria primera de la Mesa del Congreso quien lleve a cabo este trámite.

Rajoy, con traje y corbata azul, centró gran parte de su discurso en el ámbito económico. Pensiones, empleo, deuda pública e impuestos... los principales indicadores del país fueron analizados uno a uno en las palabras del presidente del Gobierno en funciones. Mariano Rajoy no solo analizó la labor económica llevada a cabo por el Gobierno en los últimos cuatro años y medio (destacó, por ejemplo, que en la actualidad España ha salido de la creación y crea empleos), sino que propuso distintas medidas para un hipotético futuro Ejecutivo.

Una de ellas fue una rebaja del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de dos puntos siempre y cuando se rebaje el déficit del 3%, un objetivo marcado por Bruselas. Además, Rajoy afirmó que si es reelegido convocará de nuevo el Pacto de Toledo para asegurar la viabilidad del sistema de pensiones y una regulación de los «lobbies» que «salvaguarde la defensa del interés público en todo momento».

El presidente del Gobierno en funciones mencionó en varias ocasiones la posibilidad de que haya terceras elecciones. En su intervención, Mariano Rajoy, quiso enfatizar en la idea de que la única alternativa a la repetición de los comicios es la coalición entre el Partido Popular y Ciudadanos. « No existe alternativa viable», sostuvo Rajoy en varias ocasiones. Rajoy hacía referencia de esta forma a la posición de Pedro Sánchez, al que no mencionó explícitamente ni una sola vez en su discurso. El presidente en funciones lanzó varios «dardos» al dirigente socialista, al que le reprochó de forma indirecta su rechazo al diálogo con el Partido Popular para formar Gobierno.

Irónico, Mariano Rajoy lanzó un mensaje y dos preguntas a los diputados del Congreso. «Salvo que en este debate alguien exprese lo contrario, debo suponer que todos deseamos que España evite unas nuevas elecciones. ¿O es que alguien aquí está pensando en convocar nuevamente a los españoles a las urnas? ¿Y cuántas veces estaría dispuesto a hacerlo?», sostuvo el presidente del Gobierno en funciones, ahondando de esta forma en las contradicciónes de Sánchez.

La mención a la «Pepa»

En la parte final de su discurso, Rajoy se remontó al pasado de España para defender su soberanía nacional. El presidente del Gobierno afirmó que el pueblo español es el único soberano del país « desde el día de San José de 1812, hace doscientos años, cuando por primera vez en España la soberanía fue asumida por los españoles, que dejaron de ser súbditos y se convirtieron en ciudadanos». Rajoy se refería a la Constitución de Cádiz de 1812 -conocida como «la Pepa», que estableció las líneas maestras del Estado moderno en España y terminó con el absolutismo, apelando de esta forma a la tradición democrática del país en momentos de incertidumbre política.

Tras las palabras de Rajoy, todos los partidos de la oposición fueron deslizando su particular análisis del discurso de Rajoy. Rafael Hernando no tardó en responder sosteniendo que el PSOE no tiene «ni una sola razón» para darle su confianza al Partido Popular, ni en la votación que tendrá lugar este miércoles ni en la del próximo viernes.

Iñigo Errejón, por su parte, defendió que sí que hay una alternativa al Gobierno propuesto por Rajoy y criticó que el presidente del Gobierno no hiciera grandes referencias a la corrupción o a la desigualdad. «Patríotica y soberanista», fue como definió Errejón a la formación morada tras el discurso del presidente del Gobierno. El secretario de organización de Podemos aseguró que Pablo Iglesias explicará este miércoles las razones del rechazo a esta propuesta de Gobierno.

Por último, Juan Carlos Girauta, portavoz de Ciudadanos, «aclaró» que la duración del Gobierno que se pueda formar está condicionada por el cumplimiento de los ciento cincuenta acuerdos que ha suscrito Ciudadanos con el Partido Popular. También esgrimió la «sorpresa» de la formación naranja por la falta de menciones de Rajoy al partido socialista, teniendo en cuenta «que el PP solo necesita seis escaños».