Felipe González, declara ante los medios ayer antes de la reunión del Consejo Empresarial de CEOE en Aragón
Felipe González, declara ante los medios ayer antes de la reunión del Consejo Empresarial de CEOE en Aragón - EFE

Felipe González se pregunta si el diálogo con los independentistas «conduce a algo»

El expresidente del gobierno asegura que los soberanistas están en «una posición binaria» que hace «difícil» negociar

Actualizado:

El expresidente del Gobierno Felipe González se ha preguntado este martes si el diálogo con los independentistas conduce a algo cuando sólo les interesa hablar de la autodeterminación «sí o sí» y de la destrucción de la integridad territorial de España.

De visita en Zaragoza para asistir a una reunión del Consejo Empresarial de CEOE Aragón, González ha señalado que ve al Ejecutivo de Pedro Sánchez intentando «distender, hacer un esfuerzo de diálogo». Y aunque piensa que es «mejor» el diálogo que el enfrentamiento, ha advertido de que también «hay que saber si hay un diálogo que conduzca a algo».

González opina que los independentistas catalanes, «encabezados por Torra», se hallan en «una especie de posición binaria» en la que «es difícil que haya una negociación». Y percibe que sólo quieren hablar de la «autodestrucción» de la integridad territorial de España y de autodeterminación «sí o sí», sin interesarles lo demás, partiendo de la base de que «nadie va a tocar las competencias».

El exlíder socialista ha manifestado su «preocupación» tras haber visto, este lunes, al presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, como si fuera «el presidente de los CDR, contra su obligación, que es presidir a la Policía Autonómica y mantener el orden público». «Era más el líder de los CDR que el presidente de los catalanes, incluyendo a los Mossos d'Esquadra, que están a sus órdenes», ha señalado.

Sobre el posible apoyo de los independentistas catalanes a los Presupuestos Generales del Estado de 2019, Felipe González ha dicho que no tiene «ni idea» de cuáles son las motivaciones que pueden llevarles a apoyar o rechazar los PGE, pero sí ha opinado que hay «cosas que son imposibles o disparatadas», como es «ligar el voto a los PGE con interferir en el poder judicial».

Apoyo explícito a Llarena

González también ha manifestado todo su apoyo «al esfuerzo que hace el juez Pablo Llarena», instructor de la causa del procés, porque sobre sus hombros, y no le corresponde, pesa nada más y nada menos que la defensa del Estado democrático de Derecho y la integridad territorial de España, lamentando que «una cierta dejación, durante un año, de la política le ha colocado en esa situación».

El expresidente ha aseverado que Llarena es «un gran magistrado y un gran instructor» que ha sido «indecentemente atacado por los que no respetan ni la independencia del poder judicial ni la jefatura del Estado y a la vez piden respeto para ellos», para los políticos independentistas encarcelados.

El artículo 155

A González le llama la atención que «antes nadie quería aplicar» el artículo 155 de la Constitución «y ahora todos creen que hay que aplicarlo». Ha considerado que «tienen que dialogar más entre las fuerzas políticas y reflexionar seriamente», observando que «hace un año y medio, cuando el Gobierno de Rajoy llamó a un PSOE muy enfrentado políticamente con el Gobierno, cuando se trató de una cuestión de Estado, se sentó a hablar y llegaron a acuerdos».