Una mujer visita el Valle de los Caídos - Reuters / Vídeo: Celaá ve "difícil" la exhumación de Franco antes del 28 de abril

El «efecto Sánchez» duplica las visitas al Valle de los Caídos en febrero

24.705 personas visitaron el monumento el mes pasado, un 99 por ciento más que en el mismo mes de 2018

MadridActualizado:

El Valle de los Caídos ha recibido a lo largo del pasado mes de febrero 24.705 visitantes, una cifra que representa un incremento del 99 por ciento repecto a febrero de 2018, cuando se registraron 12.409 visitantes.

Este dato ha sido facilitado a Europa Press por Patrimonio Nacional, que gestiona las visitas al complejo monumental donde se encuentra la tumba de Francisco Franco. Durante el año 2018 ya se había notado el ascenso al contabilizarse un total de 378.875 visitantes, un 33,75% más que en 2017 —cuando fueron 283.277—.

Pese a este aumento, que coincide con el debate sobre la exhumación de Franco anunciada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado mes de julio, la cifra de visitantes ha estado por encima otros años. De este modo, en 2001 el número de visitantes fue 504.025; en 2005 de 391.889 y en 2006 de 402.315 personas.

Actualmente el Gobierno ve «un poco difícil» que el Gobierno pueda ejecutar la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos antes de las elecciones generales del 28 de abril, tal y como ha reconocido la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá.

Suspensión cautelar

Además, esta semana se ha conocido el auto de un juzgado de Madrid que suspende cautelarmente el permiso del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial al proyecto de obras presentado para retirar la lápida y exhumar los restos del dictador. El Gobierno confía en que el juez, una vez que el Ayuntamiento presente alegaciones, dicte una resolución diferente.

En cualquier caso, y al margen de cómo termine este recurso, la familia y su entorno se disponen a recurrir ante el Tribunal Supremo la orden de exhumación del dictador, por lo que la última palabra al respecto la tiene el Alto Tribunal, que podría suspender o no el procedimiento iniciado por el Ejecutivo.