El Valle de los Caídos, en El Escorial
El Valle de los Caídos, en El Escorial - REUTERS

El Gobierno aprueba la exhumación de Franco pero da 15 días más a la familia para que diga dónde quiere enterrarlo

El panorama más probable es el de un recurso de la familia al Tribunal Supremo solicitando medidas cautelares para paralizar el proceso

MadridActualizado:

Las elecciones generales están convocadas y Franco sigue enterrado en el Valle de los Caídos. Pero el Gobierno tiene la intención de que la resolución de esta cuestión sea uno de los ejes de la campaña electoral. El Consejo de Ministros «ha acordado la exhumación de los restos de Francisco Franco».

Pero como estaba previsto, y según ha anunciado la ministra de Justicia, Dolores Delgado, «se ha acordado realizar la exhumación dando un plazo de 15 días a la familia para que comuniquen dónde quieren enterrar sus restos con la salvedad de la Catedral de La Almudena».

En todo este proceso, la familia sorprendió al Gobierno ya que en una de sus alegaciones en las que se oponía al proceso de exhumación, manifestaba que en caso de que finalmente ésta tuviera lugar solo aceptarían que la inhumación fuese en la cripta familiar en la capilla de la Almudena. En pleno centro de Madrid

Para evitarlo el Ejecutivo, a través de la Delegación de Gobierno en Madrid elaboró un informe que impedía su inhumación en ese lugar por cuestiones de orden público. En el plazo que se le da a la familia para que se posicione se establece que debe determinar un lugar pero se especifica que no puede ser la Almudena.

Si hubiese acuerdo o silencio el Gobierno se sentiría capacitado para proceder con la exhumación. De no ser así, y si como parece la familia insiste en La Almudena, entramos en un complejo proceso que a buen seguro terminará en los tribunales.

Pero la familia ya ha manifestado que tienen intención de recurrir al Supremo y pedirán medidas cautelares para que se paralice la exhumación hasta que el tribunal se pronuncie. La ministra Delgado ha rechazado hablar de «hipótesis», pero ha dado muestras de que solo la medida cautelar del Supremo frenará al Gobierno que en un principio se dispondrá a proceder a la inhumación aunque la familida lo rechace.

«A falta de un señalamiento de reinhumación compatible con los parámetros legales y de orden público y seguridad ciudadana, corresponderá al Gobierno la decisión sobre el mismo, lo que hará con máximo respeto a la dignidad de la familia y el decoro y respeto propios de una actuación como la prevista y como se ha hecho durante todo el procedimiento. Además, la decisión del Gobierno cuenta con todos los avales jurídicos necesarios que garantizan su legalidad», asegura el Gobierno.

Como el Consejo de Ministros ha acordado ya la exhumación, al margen de que se de un plazo a la familia, el Gobierno reconoce que esta decisión puede ser ya objeto de recurso por parte de la familia Franco.