Mariano Rajoy junto a Fernando Martínez-Maillo y a Rafael Hernando - EFE

El documento del PP no convence a PSOE y Ciudadanos para facilitar la investidura

Martínez-Maillo asegura que los populares están «abiertos a hacer las incorporaciones» que ambos partidos consideren

Palma/MadridActualizado:

El vicesecretario de Organización y Electoral del Partido Popular, Fernando Martínez-Maillo, ha señalado que en su partido se muestran«abiertos a hacer las incoporaciones» que PSOE y Ciudadanos consideren al documento que Mariano Rajoy entregó a Albert Rivera y Pedro Sánchez como base de negociación de la investidura.

Así lo ha resaltado Martínez-Maillo en una rueda de prensa en Palma de Mallorca antes de presidir el Comité de Dirección del PP de las Islas Baleares, donde ha valorado de forma muy positiva el paso que ha dado Ciudadanos de abstenerse en segunda votación para investir a Mariano Rajoy presidente. «Este documento tenemos la seria aspiración de poder discutirlo con el resto de formaciones políticas para llegar a a cuerdos concretos de gobernabilidad. Estamos abiertos a hacer las incorporaciones que estimen los partidos», ha asegurado.

Entre las filas socialistas, José Enrique Serrano, miembro del «Gobierno en la sombra» de Pedro Sánchez, ha asegurado este jueves que la posición del PSOE «no depende» del documento que el PP ha remitido al resto de partidos para intentar consensuar un programa de gobierno y, por ello, ha dicho que la intención de su partido no es negociar sobre esa base.

«Nuestra intención no es negociar sobre ese documento», ha dicho en declaraciones a los periodistas en San Lorenzo de El Escorial. Y lo ha argumentado afirmando que ese texto plasma la intención de Mariano Rajoy «de perseverar con sus políticas» durante los próximos cuatro años.

Y ese es el mismo argumento que ha esgrimido para justificar el no que mantiene el PSOE a una posible investidura de Mariano Rajoy: «(El documento) no es un juicio que influya en la decisión del PSOE que había tomado previamente sobre votar no a su investidura», ha añadido.

Tras afirmar que le «ha echado un vistazo», Serrano ha recalcado que «la primera impresión no es muy alentadora». Eso sí, ha asegurado que la intención de los socialistas es «examinarlo con cuidado» y «enjuiciarlo».

Albert Rivera, por su parte, ha alejado este jueves la posibilidad de terminar votando sí a la investidura del Rajoy, alegando «lo difícil» que le resultó convencer a sus compañeros de partido para que pasasen del no a la abstención en la segunda votación.

En declaraciones a La Sexta, recogidas por Europa Press, Rivera ha pedido al PSOE que no utilice la posición de Ciudadanos como excusa para justificar la suya, después de que el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, haya afirmado que si el PP lograse recabar el apoyo de Ciudadanos y va a la investidura con 169 escaños en vez de con 137 se abriría «otra situación» que habría que «valorar».

«Buscar excusas para tomar decisiones no es bueno, el PSOE tiene que decidir si es un partido de Estado y se abstiene a cambio de lo que crea conveniente o está en el "no me da la gana"», le ha respondido el líder de Ciudadanos.

Por otra parte, también desde Podemos ha habido reacciones. La jefa de gabinete de Pablo Iglesias, Irene Montero, ha instado al PSOE a decir «con un poco de claridad» cuál de las dos opciones para la formación de gobierno va a apoyar, «que gobierne el PP o iniciar un proceso de negociación con las fuerzas progresistas».

Montero ha asegurado en una entrevista en «Los Desayunos de TVE» que, de producirse una abstención del PSOE para facilitar un gobierno del PP, lo primero para Podemos sería plantearse «cómo hacer un trabajo parlamentario que fuese capaz de mitigar» dicho gobierno, más que pensar en su relación con los socialistas en gobiernos autonómicos en los que les dan apoyo, como el valenciano.