Pedro Sánchez, Susana Díaz y Patxi López, en la capilla ardiente de Carme Chacón
Pedro Sánchez, Susana Díaz y Patxi López, en la capilla ardiente de Carme Chacón - EFE

Felipe González llama a la unidad del PSOE en el adiós a Chacón: «Una noticia como esta nos debería llevar a discutir de las cosas importantes»

Los tres candidatos a la Secretaría General del PSOE comparecen ante los medios pasada la media tarde pero evitan la imagen de unidad que se rumoreaba en Ferraz

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Su presencia se había anunciado por separado y con mucha distancia una de otra, pero los tres candidatos a la secretaría general del PSOE comparecieron en Ferraz casi seguidos pero no juntos, como se ha rumoreado en la sede socialista durante toda la tarde.

El primero en comparecer ha sido el exlendakari Patxi López, que ha puesto a Chacón como «ejemplo de militancia socialista». Para López la conmoción general ante su fallecimiento pone de manifiesto «todo lo que significaba Carme. Todos los socialistas lloramos juntos. Hoy se nos ha ido una de las grandes».

Los tres han estado a la vez en Ferraz, pero no hay imágenes ni testimonio de si han estado juntos en algún momento. Al filo de las 18 estampaba su mensaje en el libro de condolencias el ex secretario general Pedro Sánchez.

Era la primera vez que Sánchez volvía a Ferraz tras su dimisión hace seis meses. Y lo ha hecho para «dar un testimonio de recuerdo hacia una figura trascendental en el socialismo en los últimos años». Sánchez ha querido reivindicar su acción política: «Abrió muchos caminos para los que nos sentimos feministas».

La última en comparecer ha sido la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, visiblemente emocionada y sin poder disimular las lágrimas. Tras firmar en el libro de condolencias ha lamentado que «Carme se ha ido muy rápido». Ha celebrado «la fortuna de ser su amiga» y no ha escatimado en elogios hacia ella: «Carme siempre tenía una sonrisa para todos. Era noble, valiente, dulce, rebelde y muy trabajadora».

El último en llegar ha sido el expresidente Felipe González, que lo hacía pasadas las 18 horas y entraba a Ferraz por el garaje. Una media hora después firmaba en el libro de condolencias instalado en la sede socialista. Anunciaba que ya había dicho todo lo que tenía que decir sobre la figura de Chacón, pero tenía un último mensaje que trasladar. El mensaje más potente en un día en el que el abundaron los mensajes de conmoción y que sonó como una llamada de atención a todo el partido: «Una noticia como esta nos debería llevar a discutir de las cosas importantes».