La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría conversa con el portavoz del PNV, Aitor Esteban en una imagen de archivo
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría conversa con el portavoz del PNV, Aitor Esteban en una imagen de archivo - Jaime García

El PNV carga contra Ciudadanos por el cupo: «Dicen barbaridades y no tienen ni idea»

El portavoz vasco en el Congreso carga contra la formación naranja por oponerse al cupo

El PP apoya al PNV y recuerda a la formación naranja que el cupo se recoge en la Constitución

MadridActualizado:

La negativa de Ciudadanos a aprobar el nuevo concierto vasco y la reforma del cálculo del cupo ha exasperado al portavoz del PNV, Aitor Esteban, que este martes ha cargado con dureza contra la formación naranja en declaraciones a los periodistas en el Congreso de los Diputados.

«No me sorprendo porque lo han venido anunciando desde su nacimiento. Dicen barbaridades en sus enmiendas, se nota que no tienen ni idea de los que están hablando y que lo que tienen es un prejuicio del que han hecho bandera contra el sistema del concierto. Haya lo que haya se van a mantener siempre firmes en contra», ha asegurado Esteban.

El político vasco ha defendido el sistema del cupo y el concierto como un método «que ayuda a anclar las relaciones entre el País Vasco, Navarra y el Estado» y ha recordado que se lleva aplicando desde hace «décadas y décadas y ha funcionado». En esta línea, Esteban ha negado que sea un sistema «opaco» aunque sí ha admitido que sus mecanismos «pueden sorprender».

También ha advertido a Ciudadanos que el sistema se llama Concierto porque «está concertado». «Las dos partes se tienen que poner de acuerdo y se trae al Parlamento: el Congreso no puede traer una Ley de Concierto nueva, tiene que haber antes un acuerdo entre los dos gobiernos y el parlamento podrá votar que no o votar que sí, pero no puede poner enmiendas», ha recordado ante las críticas de la formación naranja.

En cuanto a la inoportunidad de la aprobación, subrayada tambiénm por la formación naranja, Esteban se ha quejado de que debía haberse tramitado aún antes, al inicio de 2017. «Incumplimiento de la ley es que no se haya hecho antes», ha reprochado. También ha querido negar el resto de acusaciones de Ciudadanos. «No es cierto que haya menor presión fiscal porque la propia ley exige una presión fiscal más alta».

Siguiendo este hilo, ha hecho hincapié en que tanto el IRPF como el Impuesto de Sociedades son más altos que en el resto de España porque el Estado «no nos financia absolutamente nada». Ha decidido entonces apoyarse en cifras para señalar que el País Vasco paga un 6,24 por ciento de los gastos del Estado, siendo el 4,5 por ciento de la población y generando el 6,02 por ciento del PIB. «No depende de nosotros lo que vamos a aportar sino de lo que gaste el Estado. Es un sistema claro y absolutamente especificado», ha abundado.

Todos contra Ciudadanos

Esteban no se ha quedado solo en esta posición. Su socio en la aprobación de ambas iniciativas, el PP, ha salido en su defensa cargando también contra Ciudadanos. El portavoz popular en el Congreso, Rafael Hernando, ha recordado a la formación naranja que este mecanismo se recoge en la Constitución y le ha acusado de pretender usarlo como «elemento de confrontación electoral».

«No entiendo que algunos hagan alardes de defensa de la Constitución y luego tengan estas posiciones. Luego se manifiestan en Valencia en torno a la financiación autonómica con organizaciones del corte de ERC y con otras con las que no debe uno acercarse demasiado», le ha recriminado. Tanto el PSOE como Podemos y los grupos catalanes votarán a favor de la probación del concierto vasco y la reforma del cupo así como de su tramitación por vía urgente y en lectura única.