Carrera Sarobe, uno de los duros de la banda terrorista
Mikel Carrera Sarobe, en la imagen facilitada por el Ministerio del Interior

Carrera Sarobe, uno de los duros de la banda terrorista

VASCO PRESS | MADRID
Actualizado:

Mikel Carrera Sarobe, alias "Ata", pasó a ser el jefe del "aparato militar" de ETA el pasado mes de febero a raíz de la captura de Ibon Gogeakoetxea Arronategui que ocupaba hasta entonces la dirección de esa estructura etarra.

"Ata" forma parte del "aparato militar" de ETA desde hace seis años, pero durante ese tiempo su nombre ha permanecido en la sombra. Sin embargo, el pasado mes de enero se conoció que Carrera Sarobe fue la persona que utilizando documentación falsa había alquilado la furgoneta interceptada por la Guardia Civil en Zamora la noche del 9 de enero pasado. El dirigente etarra acudió el día 7 a una agencia de alquiler en la ciudad de Besançon para hacerse cargo de una furgoneta marca Iveco. Cuarenta y ocho horas más tarde, el vehículo, conducido por Garikoitz García Arrieta, llegaba a la localidad zamorana de Bermillo de Sáyago donde la paró una patrulla de la Guardia Civil. El conductor logró escapar a Portugal en el coche de los agentes, pero la furgoneta, cargada de material electrónico y explosivos, quedó en manos de la Guardia Civil.

Su nombre volvió a ponerse en evidencia un mes más tarde tras el arresto en Guipúzcoa del presunto etarra "liberado" Ibai Beobide quien declaró que "Ata" había sido el dirigente de la banda que le dio las órdenes para pasar la frontera y actuar como 'dinamizador' de varios comandos. Carrera Sarobe, que ha llegado al frente de "aparato militar" después de haber sido jefe del "logístico", ha estado en los últimos años alineado con Garikoitz Aspiazu, "Txeroki", en la defensa de las posiciones más radicales en el seno de la banda terrorista.

Huyó a Francia en 2003

Nacido en Pamplona el 30 de mayo de 1972, Carrera vivió hasta los diecisiete años en la localidad riojana de Alfaro adonde se había trasladado su familia por motivos laborales. Cuando Mikel Carrera terminó los estudios secundarios, su familia regresó a Pamplona donde comenzó a estudiar ingeniería. Antes de la tregua de 1998 formaba ya parte de ETA, aunque los servicios policiales españoles consideran que Mikel Carrera huyó a Francia en octubre de 2003 para convertirse en "liberado" (a sueldo) de la organización terrorista. Se sospecha que hasta el momento de su fuga había pertenecido a un comando 'legal' (no fichado) de ETA al que se relaciona con algunos atentados y que podría estar implicado en asesinatos cometidos en Navarra en ese tiempo. Sin embargo, se trata sólo de sospechas policiales ya que no existen imputaciones judiciales por estos atentados que permanecen sin esclarecer.

De ese comando habría formado parte también, presuntamente, José Antonio Aranibar, que más tarde se convirtió en mano derecha de "Txeroki" hasta su arresto en julio de 2007 en Francia. Aranibar y Carrera huyeron a Francia, al parecer, en octubre de 2003 ya que el primero había aparecido en los papeles incautados al dirigente etarra "Susper". Sin embargo, el 1 de diciembre de ese mismo año se le impuso una multa de tráfico en Guipúzcoa a un vehículo de propiedad Karrera.

Una vez en Francia Karrera se incorporó rápidamente a las estructuras de dirección del "aparato militar" de la organización terrorista. En 2004, junto con Garikoitz Aspiazu, "Txeroki", y otros cuatro miembros del "aparato militar" redactaron varios escritos con duras críticas a otros jefes de los comandos de ETA a los que reprochaban falta de eficacia. La dirección de la banda sometió a los seis a un "consejo de guerra". Los jefes etarras sancionaron a Karrera quitándole la responsabilidad que tenía y cambiándole de aparato. A pesar del conflicto de 2004 y de las medidas disciplinarias que le fueron aplicadas, la progresión de Carrera en el seno de ETA fue muy destacada pues tres años después se encontraba formando parte del comité ejecutivo de la organización terrorista. A finales de 2007 compartía las máximas responsabilidades en el seno de la banda con Garikoitz Aspiazu, "Txeroki", con Francisco Javier López Peña, "Thierry", con Ainhoa Ozaeta y con Igor Suberbiola. La captura de estos tres últimos, dejó la organización en manos del grupo encabezado por "Txeroki" y "Ata". Mikel Karrera se convirtió entonces en jefe del "aparato logístico", mientras "Txeroki" seguía al frente del "aparato militar" y Aitor Elizaran Aguilar pasaba a controlar el "político". La captura de Garikoitz Aspiazu y de su sucesor, Aitzol Iriondo, provocó una reorganización de la cabeza del "aparato militar" a principios del año 2009. Ibón Gojeaskoetxea, detenido el pasado 28 de febrero, y Mikel Karrera se hicieron cargo de las máximas responsabilidades en esa estructura tomando las riendas.