La presidenta de la Mesa del Congreso, Meritxell Batet, durante la rueda de prensa tras la reunión - EFE | Vídeo: EP

Batet pretendía inhibirse del alcance de la suspensión a los presos del «procés»

Fuentes de la Mesa aseguran que el primer acuerdo de la presidenta no contemplaba que los diputados presos debían ser suspendidos en sus «derechos y deberes» y han sido los popules quienes exigieron que se reflejase

MadridActualizado:

La Mesa del Congreso de los Diputados ha suspendido este viernes de manera automática y desde el día que prometieron su cargo a los cuatro diputados presos por el «procés». Sin embargo, según ha podido saber ABC, el primer acuerdo que ha presentado la presidenta de la Mesa del Congreso, Meritxell Batet, ante el resto de miembros del órgano de gobierno no reflejaba el alcance de dicha suspensión.

De haberse avalado el primer texto de la socialista, la pelota hubiera caído de nuevo sobre los letrados de la Cámara, que tendrían que haberse pronunciado al respecto, o se habría abierto la posibilidad de poder demandar un nuevo informe para que analizaran el alcance. Esto habría dilatado el proceso hasta después de las elecciones del domingo.

Finalmente, a petición de los populares, se ha plasmado con claridad. Así, la Mesa ha acordado «declarar automáticamente suspendidos en el ejercicio del cargo, y por tanto, en los derechos y deberes establecidos en el Reglamento de la Cámara» a los diputados presos y en base del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Fuentes del órgano rector explican que han sido los miembros del Partido Popular Ana Pastor y Adolfo Suárez Illana quienes al conocer el texto exigieron que debía incluirse el alcance para que Oriol Junqueras, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez, diputados en el Congreso, fueran suspendidos en sus «derechos y deberes». Y, una vez precisado, el Partido Popular, PSOE y Ciudadanos se han posicionado a favor de la suspensión, pero los dos diputados de Unidas Podemos se han opuesto rompiendo su sintonía con los socialistas. Los morados Gloria Elizo y Gerardo Pisarello pedían «más tiempo» antes de tomar la decisión.

«Se han perdido 48 horas»

Al término de la reunión de la Mesa del Congreso, una vez conocida la decisión, la vicepresidenta tercera de la Mesa, Ana Pastor, ha expresado que el informe de los letrados «confirma» lo que exigía el Partido Popular y ha lamentado que se hayan «perdido 48 horas» para suspender a los presos catalanes.

«Se han perdido varios días innecesariamente», ha explicado, durante una rueda de prensa en el escritorio del Congreso. Además, Pastor ha revelado que ha pedido un informe a los servicios jurídicos de la Cámara Baja para saber cómo quedarán las mayorías una vez suspendidos los cuatro diputados. «Esto sí requiere de un informe, lo otro no», ha expresado.

Por su parte, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha denunciado que Batet ha hecho «el ridículo» dilatando una decisión que era inminente. Villegas además ha explicado que los miembros de Cs de la Mesa Patricia Reyes y Nacho Prendes han pedido que la suspensión sea de carácter retroactivo, es decir, que se aplique desde el mismo 28 de abril y no desde el 21 de mayo. «Para que no puedan cobrar ni un euro de los españoles», ha explicado Prendes minutos antes de comenzar la reunión.

Podemos: «Requiere mayor debate»

La portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha expresado la discrepancia de su grupo parlamentario con suspender a los cuatro diputados a pesar de que su formación asume la decisión de la Mesa. «La decisión se ha tomado por mayoría y sólo podemos acatarla», ha explicado. Además, considera que es una decisión que «debía tomar» el Tribunal Supremo. No obstante, Podemos no se ha manifestado sobre el fondo de la cuestión, sino que ha rechazado la celeridad porque, a su juicio, es un tema de «enorme complejidad» que requiere «más debate».

Desde el grupo parlamentario de ERC aseguran que van a presentar a lo largo de la tarde un escrito de reconsideración ante de la Mesa del Congreso sobre la decisión de suspender a los cuatro parlamenarios en prisión preventiva. «Les quieren silenciados, pero no nos detendremos! Les han suspendido en España, pero no podrán suspenderlos en Europa! (sic)», ha expresado el portavoz de Esquerra, Gabriel Rufián, en Twitter, tras conocer la noticia.