Detienen a una banda que usaba «narcopateras» para traficar con personas y hachís
Hasta 30 personas pueden embarcar en pateras como ésta las mafias del tráfico de personas - efe

Detienen a una banda que usaba «narcopateras» para traficar con personas y hachís

La organización aprovechaba las embarcaciones para llevar hasta las costas de Gran Canaria a inmigrantes y drogas

efe
Las palmas de gran canarias Actualizado:

La Policía Nacional, la Guardia Civil y el Servicio de Vigilancia Aduanera han detenido a los 21 integrantes de una banda que se dedicaba a traficar con seres humanos y drogas a través de «narcopateras» en las costas de Gran Canaria.

Así lo ha informado este martes la Jefatura Superior de Policía de Canarias en un comunicado en el que ha explicado que esta operación comenzó el pasado mes de marzo, cuando efectivos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de las Palmas tuvieron constancia de que había un grupo organizado que estaba introduciendo sustancias estupefacientes en Gran Canaria.

Los agentes lograron identificar a los integrantes de la banda y confirmaron que introducían la droga a través de «correos humanos» y también con «narcopateras», en las que transportaban grandes cantidades de hachís e introducían inmigrantes de manera irregular.

En la misma embarcación la banda transportaba inmigrantes y droga

La investigación permitió averiguar la fecha en la que la organización pretendía introducir un nuevo cargamento de hachís junto con inmigrantes en la isla, por lo que se estableció un dispositivo policial para localizar en el mar e interceptar en tierra tanto a los ocupantes de la embarcación como la droga que transportaba.

Así fue como, en la noche del 4 al 5 de junio, los policías localizaron la patera aproximándose a la costa y, con la ayuda del servicio marítimo de la Guardia Civil y de Vigilancia Aduanera, procedieron a interceptar. Cuando la embarcación arribó a la playa de Vagabundo, en el municipio de Santa María de Guía, al noroeste de la isla, todos sus ocupantes fueron detenidos, al tiempo que fueron incautados los 160 kilogramos de hachís que transportaba.

Entre los detenidos se encontraban tres tripulantes de la embarcación, los cuales fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, que decretó su ingreso en prisión como autores de un presunto delito contra la salud pública y otro delito de favorecimiento a la inmigración ilegal. Durante la investigación se ha detenido al resto de integrantes de la organización, y se ha aprendido altas cantidades de dinero y otros efectos relacionados con el delito.

La Jefatura ha destacado que la cooperación y la actuación conjunta, no sólo «ha frustrado un nuevo desembarco de droga e inmigrantes ilegales en las costas de la isla de Gran Canaria, sino que ha conseguido desarticular una organización que traficaba con personas, poniendo sus vidas en grave peligro en viajes de alto riesgo a través del mar».