El atún entraba en putrefacción pero aún así se vendía: «Nos pican las manos y los brazos al manipularlo»

Las grabaciones de la operación Tarantelo desvelan intoxicaciones por atún «descongelado e inyectado»

ABC Multimedia
MadridActualizado:

Las grabaciones de la operación Tarantelo desvelan intoxicaciones por atún «descongelado e inyectado». La trama desarticulada en junio vendía pescado ilegal y podrido: «Nos pican las manos y los brazos al manipularlo». El pescado fresco entraba en putrefacción, pero aún así se vendía.

A medida que el atún pierde frescura suben los niveles de histamina, una sustancia tóxica que provoca reacciones alérgicas. Congelaban el pescado en mal estado para intentar matar parásitos, lo descongelaban, le inyectaban aditivos y lo volvían a vender.

La trama, con epicentro en Murcia, estaría liderada por José Fuentes García, del grupo Fuentes e Hijos, uno de los empresarios más importantes del mundo en la captura, cría y venta de atún que movía el pescado en los principales mercados mayoristas de España. Se investigan delitos contra la salud pública, contra la fauna, integración en organización criminal, blanqueo de capitales y falsedad documental.

Lea la noticia completa aquí.