Registro del domicilio en Pría (LLanes) del presunto inductor del asesinato del concejal de IU Javier Ardines - EP | Vídeo: ATLAS

Los asesinos rociaron al concejal de Llanes con espray pimienta para reducirlo

La sustancia, que apareció en las vallas y en su cuerpo, ha sido hallada en la casa y el coche del argelino arrestado

Llanes (Asturias)Actualizado:

El Citroën C4 gris de Djilali Benatia, el argelino arrestado en Vizcaya por el asesinato del concejal Javier Ardines, ha confirmado las sospechas que desde hace meses tenía la Guardia Civil: al concejal de Llanes Javier Ardines lo rociaron con un espray pimienta para reducirlo antes de matarlo, según fuentes del caso. Los investigadores hallaron restos de esa sustancia en las vallas de obra que colocaron los dos supuestos sicarios para cortar el paso a Ardines a unos metros de su casa en Belmonte de Pría y obligarlo a bajarse del coche. Más tarde, durante la autopsia también encontraron el mismo tipo de restos en el cuerpo de la víctima, que presentaba numerosas heridas, lo que significaba que le arrojaron el espray justo cuando se disponía a retirar las citadas vallas.

Los restos de la sustancia se recogieron durante la inspección ocular realizada en el lugar del crimen el 16 de agosto del año pasado, pero no se sabía qué era hasta que los análisis químicos lo confirmaron en octubre. La aparición de dichos restos tanto en las vallas como en el cadáver se mantuvo en secreto porque era clave para dar con los culpables.

Tras la detención de Pedro Luis Nieva, el presunto inductor del crimen, primo político del concejal de IU; su amigo Jesús (quien supuestamente actuó como enlace) y los dos argelinos Djilali Benatia y otro individuo, encarcelado en Suiza, los agentes se afanaron en buscar la sustancia, a la que le habían logrado poner nombre. Y lo hicieron. Primero hallaron algún tipo de restos del mismo aerosol de defensa en la vivienda que Djilali Benatia compartía con su pareja española en un barrio de Vizcaya y luego encontraron restos en el Citroën, que ha sido inspeccionado durante horas en el cuartel de Llanes.

El empleo de ese espray de defensa personal minó las posibilidades de Ardines de defenderse de sus atacantes ya que al recibirlo y a una distancia muy corta, seguramente, le causó irritación en los ojos y la piel, escozor, lagrimeo, tos e irritación y esa circunstancia la aprovecharon los argelinos para molerlo a golpes. El camino errático que siguió durante unos metros el concejal hasta que lo asfixiaron puede guardar relación con el empleo de la sustancia.

Djilali Benatia, Pedro Nieva y su amigo Jesús pasarán en poco más de una hora a disposición judicial, en torno a las siete de la tarde. La Guardia Civil ha pedido refuerzos para el traslado de los detenidos al Juzgado de Llanes ya que durante todo el día se ha mantenido el runrún de que podía producirse una concentración a las puertas de las dependencias judiciales para increpar a Nieva, marido de la prima hermana de la esposa de Ardines.