Gran expectación en Génova, en Madrid - EFE | Vídeo: Sáenz de Santamaría y Pablo Casado lucharán por liderar el PP ATLAS

Los afiliados del PP votan, los 3.184 delegados deciden

Los compromisarios del PP tienen la última palabra en una segunda vuelta, en el congreso extraordinario de los días 20 y 21 de julio

MadridActualizado:

Los afiliados del PP, en realidad solo el 7,6 por ciento del censo total del partido, ya han hablado. Por primera vez, los populares están eligiendo a su presidente nacionalcon democracia interna, aunque corregida. Las bases no tendrán la última palabra. Ahora es el turno de los compromisarios del XIX Congreso Nacional del PP, que en una segunda vuelta electoral deberán escoger uno de los dos candidatos preferidos por los afiliados inscritos del PP. El resultado definitivo se conocerá los días 20 y 21 de julio.

El PP se vio forzado a cambiar sus reglas internas para elegir a su presidente en el congreso que celebró en febrero de 2017. La irrupción de nuevos partidos en el escenario político nacional, sobre todo Ciudadanos, con más participación interna y formas renovadas de hacer política, llevó al partido de Rajoy a ponerse al día en cuestiones básicas, relacionadas con la democracia interna. Así, ideó un sistema que se quedaba a medio camino de unas primarias, término que seguían renegando muchos en el PP hasta antes de ayer. El nuevo proceso consiste en un proceso de doble vuelta, en el que los militantes «hablan» en una primera votación, pero su decisión luego puede ser corregida por los compromisarios.

Doble urna: los afiliados inscritos votaron ayer en una doble urna, para el candidato y para los compromisarios

La polémica ha estallado en cuanto se ha puesto en práctica en un congreso nacional. Los populares han advertido del riesgo que supone que los compromisarios corrijan y desautoricen la decisión de las bases. Por eso, fuentes populares han pedido que se respete al ganador de las primarias. Los estatutos del partido, aprobados el año pasado, prevén que si un candidato arrasa en la primera vuelta, con más del 50 por ciento de los votos, al menos 15 puntos de diferencia respecto al resto y una victoria en la mitad de las circunscripciones será proclamado presidente en el congreso nacional. Si ninguno obtiene un resultado tan abrumador, pasarán a la segunda vuelta los dos candidatos que obtengan más votos válidos de los afiliados.

Ayer, en las 1.096 sedes habilitadas del PP por toda España, había dos urnas de cartón: una para escribir el nombre del candidato a la presidencia nacional del partido, y otra para designar a los compromisarios, en una lista abierta. En total son 3.184 los delegados que participarán en el congreso y tendrán la última palabra. De estos, 522 delegados son miembros natos, que son los que forman parte de la Junta Directiva Nacional (entre ellos, diputados, senadores y eurodiputados) y el Comité Organizador del Congreso, mientras que el resto fueron elegidos ayer. Nuevas Generaciones ha elegido 101 compromisarios, a los que se suman los natos, 33. La organización juvenil tiene en total 134 representantes en el congreso nacional.