ENCUESTA DE GAD3 PARA ABC

El PP ganaría las generales con 132 escaños frente a 89 de Podemos y 80 del PSOE

Los populares abren el año electoral con una ligera recuperación, frente a una izquierda fragmentada

Actualizado:

El tablero político de España en este comienzo de 2015 se presenta incierto y con muchos cambios respecto al que resultó de las elecciones generales de 2011. Como si hubiera sufrido una fuerte sacudida, muy pocas piezas han quedado en su sitio y la correlación de fuerzas se ha inclinado hacia la izquierda. Si las elecciones se celebraran ahora, el PP volvería a ganar con un 29,3 por ciento y 132 escaños, lo que supone una pérdida de más de 15 puntos y 53 diputados respecto a 2011, según la encuesta de GAD3 para ABC. La principal novedad sería Podemos, que adelanta al PSOE como primera formación de izquierdas, pero que empieza a presentar algunos síntomas de pérdida de impulso y de estancamiento. La suma de sus votos con los del PSOE supondría el 40,3 por ciento del total y 169 diputados.

En general, en la encuesta se observa un deslizamiento del voto hacia la izquierda y un mayor reparto entre tres partidos. España se encamina a una etapa sin mayorías absolutas, lo que obligará a pactar para poder gobernar. Y una de las claves, con el tablero político actual, será saber hacia dónde se decantaría el PSOE, hacia la fuerza más votada, que sería el PP, o hacia un partido de ultraizquierda que le está dejando fuera de juego poco a poco.

Con ese 29,3 por ciento en estimación de voto y 132 diputados, el partido de Mariano Rajoy quedaría a 44 de la mayoría absoluta (ahora tiene 185, y la mayoría absoluta del Congreso está en 176). Podemos, con un 21,1 por ciento de votos, llegaría a 89 escaños, mientras que elPSOE, con un 19,2 por ciento, se quedaría con 80.

Con ese reparto, el PP tendría casi imposible gobernar en solitario si no llega a un pacto con los socialistas. En La Moncloa, sin embargo, no se pierde el optimismo. Primero, porque se detecta cierta tendencia al alza del PP. En el último barómetro del CIS, del mes de octubre, el PP se quedó en un 27,5 por ciento en estimación de voto. Los estrategas de este partido creen que hay tiempo para recuperar parte del terreno perdido, primero por la recuperación económica y la creación de empleo, que irá a más según avance el año. Y segundo porque cuentan con un voto «oculto» que podría ser decisivo. Así, el PP tendría ahora un suelo de seis millones de votos, frente a los más de 11 que le dieron su confianza en 2011. Hay una bolsa de tres millones de votos indecisos «recuperables» a los que se va a dirigir el PP.

Fragmentación del voto

La fragmentación de la izquierda entre Podemos y el PSOE beneficia mientras tanto al PP. Entre estos dos partidos sumarían 169 diputados, pero juntos lograrían más, según la ley d’Hondt. El partido de Pablo Iglesias se sigue nutriendo de un clima de indignación y hartazgo hacia los partidos tradicionales, pero si se compara su resultado con el de otras encuestas que se han publicado recientemente, empieza a observarse una pérdida de fuelle, como si hubiera tocado techo ya. Desde GAD3 se considera que Podemos tendrá una cierta tendencia a la baja. ¿El motivo? Lo tienen claro: se les está conociendo más. En octubre, el CIS daba a Podemos un 22,5 por ciento de votos.

El PSOE de Pedro Sánchez sigue sin levantar cabeza. Vuelve a caer, pierde el segundo puesto y se sitúa con 9,5 puntos menos en estimación de voto respecto a 2011, sin registrar ninguna mejoría desde el relevo en su secretaría general, sino todo lo contrario.

Una de las grandes novedades en el nuevo tablero político español es la irrupción de Ciudadanos, el partido de Albert Rivera que dará el salto de la política autonómica catalana a la nacional, y lo hace en una parrilla de salida bastante favorable: cuarto partido nacional, un 6,3 por ciento en estimación de voto y 11 diputados. El principal perjudicado en este caso, según interpreta GAD3, sería el PP, pero también UPyD. La formación de Rosa Díez se mantiene prácticamente igual que en 2011, con un 4,8 por ciento de votos y 5 escaños, si bien en este partido se soñaba con multiplicar los resultados en las próximas elecciones.

Desplome de IU

Y si uno de los mayores ganadores en las encuestas está siendo Ciudadanos, el gran perdedor es Izquierda Unida. El estudio de GAD3 refleja cómo esta coalición está siendo fagocitada por Podemos. Perdería la mitad de sus votos, lo que significaría, en aplicación de la ley electoral que tenemos, que caería de los 11 diputados actuales a tener solo dos, lo que le plantea un futuro repleto de incertidumbres.

En los partidos independentistas catalanes hay un trasvase de votos directo, que puede ser un avance de lo que ocurra en las elecciones autonómicas que Artur Mas ha convocado para el 27 de septiembre. CiU pierde cinco diputados, que son los que gana ERC. La formación de Artur Mas sigue estando por delante, con un 2,8 por ciento de votos, mientras que ERC llega al 1,8. Entre los dos suman 4,6, ligeramente por debajo del 5,3 que acumularon en los comicios de 2011.

Caída de Amaiur

Otro partido que cae es Amaiur. La coalición donde recalaron los proetarras se desplomaría, con solo tres diputados, frente a los siete actuales. El beneficiado sería claramente Podemos. El PNV mantiene el porcentaje de voto (1,3 por ciento), pero ganaría otro diputado por la pérdida de peso de Amaiur.

Así se presenta el tablero político en España al principio de un año repleto de citas electorales, por lo que se trata tan solo de un punto de partida. La encuesta de GAD3, como el resto de estudios publicados, refleja una gran volatilidad en el voto y una fragmentación en los puestos de cabeza, por lo que pequeños movimientos en el electorado pueden significar trasvases importantes de diputados y cambios rápidos en la balanza electoral, en virtud de la ley D’Hondt.

Las elecciones generales, además, son las últimas previstas este año. Mucho antes, el 24 de mayo, se celebrarán las municipales y autonómicas, que pueden reflejar ya tendencias y además servir de caladero del voto de castigo que muchos ciudadanos tienen reservado. Con los datos de GAD3 en la mano, el PP volverá a ser la fuerza más votada en esos comicios locales, y el PSOE se situará por delante de Podemos con mucha claridad. Además, UPyD también podría superar a Ciudadanos en esas elecciones.

Más participación

En las generales se espera una mayor participación en las urnas, que podría llegar al 76 por ciento, frente al 71,7 por ciento de 2011. Esto beneficiaría en este momento a la izquierda, ante un centro-derecha que está más desmovilizado. Se espera así una larga campaña electoral, que de hecho ha comenzado ya este fin de semana con actos de todos los partidos.