Cayo Lara y Alberto Garzón
Cayo Lara y Alberto Garzón - EFE

Garzón, partidario de un pacto electoral con Podemos sin fusionar los dos partidos

El aspirante a candidato de IU a Moncloa asegura que su formación no será «muleta» de la de Pablo Iglesias ni le cederá infraestructuras para las elecciones

Actualizado:

El aspirante a las primarias de IU para ser candidato a la Moncloa y diputado en el Congreso por Málaga,Alberto Garzón, ha asegurado este lunes que su formación no será «muleta» de Podemos, igual que no lo será del PSOE o del PP, y que no cederá su infraestructura al partido de Pablo Iglesias para las próximas citas electorales.

Además, ha dejado claro que él es partidario de converger con Podemos en una «unidad popular» para «maximizar la transformación social» pero ha dejado claro que su objetivo es lograr ese «espacio unitario» de cara a las elecciones, no una fusión de los dos partidos. «IU no se va a disolver ni va a desaparecer», ha zanjado.

En una entrevista en Telecinco, Garzón ha recordado que Podemos ha decidido presentarse a las autonómicas en solitario, no concurrir a las municipales y en las generales «ya se verá». Si finalmente no hay convergencia entre ambas, ha dicho, «será Podemos quien tenga que explicar por qué ha desaprovechado una oportunidad histórica», ha advertido a los de Pablo Iglesias.

El diputado por Málaga ha reconocido que no le gusta la intención de voto que le otorgan a IU las últimas encuestas pero ha insistido en que su partido no es «pequeñito», sino una formación con 2.500 concejales, mucha militancia y mucha estructura, mientras que Podemos, que tuvo mucho apoyo en las europeas y lo tiene en las encuestas «no tiene cuadros ni experiencia».

Con todo, tras subrayar que queda mucho tiempo hasta las próximas elecciones generales y que las encuestas son «una montaña rusa», ha avisado de que él no hará política «siguiendo la brújula electoral», porque eso «no sería política, sería como los mercados, como la Bolsa», y que no está dispuesto a cambiar de «principios y de valores» para cambiar.

De hecho, aunque ha insistido en que la gente le pide que promueva la unidad con Podemos, ha dejado claro que también tienen diferencias y que él los critica «por la izquierda».