El desafío secesionista de Cataluña, fuera de la agenda europea
El desafío secesionista de Artur Mas no está en la agenda europea - efe

El desafío secesionista de Cataluña, fuera de la agenda europea

Eurodiputados catalanes coinciden en que la cuestión de la independencia no debería plantearse como un plebisicito, como desea el presidente Artur Mas, y que en la agenda europea no figura Cataluña

Actualizado:

Las elecciones europeas, que en España se celebran el 25 de mayo, serán interpretadas por algunos partidos políticos en clave plebiscitaria respecto al proceso secesionista catalán. Sin embargo, expertos, eurodiputados y comisarios europeos que han participado en un seminario organizado por las oficinas del Parlamento europeo y de la Comisión Europea (CE) en Barcelona, en el que participó ABC, son extremadamente prudentes al respecto. Coinciden en que la Unión Europea (UE) no puede ser mediador y que la agenda europea incluye otros grandes asuntos, que pasan principalmente por la necesidad de consolidar la incipiente recuperación económica.

El lema de estos comicios, «This time is different» alude a que, por primera vez, el Parlamento europeo designará al futuro presidente de la CE y del Consejo de Europa. Pero otra de las novedades, explica el director de medios y portavoz del Parlamento europeo, Jaume Duch, es el previsible crecimiento de partidos extremistas, así como de los euroescépticos o eurofóbicos. Estos partidos pueden ser determinantes en los resultados, ya que los sondeos arrojan un empate entre las dos grandes familias europeas, el Partido Popular Europeo (PPE) y la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (S&D). Sobre la irrupción del nacionalismo excluyente, que no son bienvenidos en la UE, debatieron expertos en la historia de la UE.

La profesora de Relaciones Internacionales de la Universidad de Oxford, Kalypso Nicolaïdis, confía en que el nuevo Parlamento no abone la cultura de la «arrogancia» nacionalista a la francesa. Para Thomas Risse, profesor de Relaciones Internacionales del Instituto Otto-Suhr de Ciencias Políticas de Berlín, la UE no debería ser mediadora en el proceso catalán, mientras que Thomas Klau, director de la Oficina en París del «think tank» European Council on Foreign Relations, afirma que Cataluña saldría de la UE si se independiza, pero «a largo plazo o muy largo plazo», podría volver, depende del veto del resto de los países. «Una cosa es la realidad y otra, los sueños. La ley es muy clara y Cataluña es España, el Estado miembro de la UE», comentó un miembro del equipo de la comisaria de Justicia y Derechos Fundamentales, Vivianne Reading.

Renovación

Hay una importante renovación en la lista de eurodiputados catalanes actual. Algunos se van confesando que han pasado del euroentusiasmo a la eurofrustración. Este es el caso de Raül Romeva, que hasta ahora formaba parte del grupo Verds/ALE y que será sustituido por Ernest Urtason. La socialista Maria Badia no esconde que su sustitución por Javier López se debe a las diferencias con la dirección actual del PSC, que se ha desmarcado del derecho a decidir que ella sí defendió ante el Parlamento europeo. Salvador Sedó, de UDC, tampoco repite, pues las diferencias con el independentista Ramon Tremosa, cabeza de lista de CDC, forzaron su renuncia y será sustituido por Francesc Gambús. Al popular Santiago Fisas, que está encantado de repetir como candidato, no le preocupa la previsible irrupción de Ciutadans o de Vox, pues considera que permite al PP a centrarse.

Asumen que la campaña electoral abordará la cuestión de la independencia de Cataluña y que este asunto centra algunas conversaciones privadas entre eurodiputados, pero coinciden en que no debería plantearse como un plebisicito, como desea el presidente Artur Mas, y que en la agenda europea no figura Cataluña. Cuestiones como el corredor mediterráneo, la dependencia energética, la escasa inversión en I+D o la necesidad de una especie de «plan Marshall» europeo, son cuestiones que destaca el vicepresidente de S&D, Enrique Guerrero, quien augura un aumento de los votos del PSC en estas europeas porque, en su opinión, «el socialismo español está más fuerte en Cataluña que el PSC».

El derecho a decidir sí es defendido por Izaskun Bilbao, miembro de ALDE y trabaja por un marco europeo en el que se reconozca el caso catalán y vasco, igual que el escocés. No obstante, la peneuvista afirma que en Europa «se deberían debatir otras cosas, no a lo que estamos acostumbrados».