Rosa María Mateo, administradora única de RTVE
Rosa María Mateo, administradora única de RTVE - EFE
Elecciones Generales

Los trabajadores de RTVE acusan a Mateo de uso partidista del ente

El propio moderador del debate criticó ayer a la responsable de la cadena pública por el cambio de fecha

MadridActualizado:

Las excusas del presidente del Gobierno para decidir estratégicamente a qué debate le puede sacar más rédito electoral terminaron ayer por arrastrar a la televisión pública a una posición subalterna. Desde un principio, y para evitar riesgos, la intención de Pedro Sánchez era acudir solo a un debate de los dos propuestos por RTVE, el día 22 de abril, y Atresmedia, el día 23. Una maniobra por la que ayer la cadena pública retrasó 24 horas la cita, habida cuenta de que coincidía con la de Atresmedia.

Tras ello, los trabajadores de RTVE se echaron las manos a la cabeza y no tardaron en denunciar un supuesto uso partidista de la dirección del ente público. «El Consejo de Informativos de TVE, RNE y RTVE.es no comparte la decisión tomada por la Corporación RTVE de proponer la fecha del 23 de abril para el debate electoral a cuatro y entienden que en dicha decisión deben primar los intereses periodísticos y profesionales», reprochan en un comunicado, donde además añaden que no aceptarán que los partidos «impongan» su criterio. El miércoles, los líderes del PP y Cs, Pablo Casado y Albert Rivera, expresaron que solo acudirían al debate de Atresmedia si se mantenía el atril vacío de Sánchez. Ese mismo día, precisamente, desde La Moncloa comunicaron a RTVE que el jefe del Ejecutivo solo tenía disponibilidad para el día 23 y para RTVE. El siguiente escenario era que la cadena pública, bajo el mando de su administradora única Rosa María Mateo, se plegaba a las demandas del Gobierno.

En este contexto, los trabajadores lamentan que «el Consejo de Informativos cree que RTVE debe apostar por la imparcialidad y no ajustar su programación a la propuesta de un único partido político, sea el que sea, sino favorecer que el debate a cuatro se celebre conforme estaba previsto».

Incluso el propio conductor del debate, el periodista Xabier Fortes, denunció ayer públicamente el cambio de fecha. «Quiero expresar mi más absoluto desacuerdo con la decisión de la Presidenta de RTVE de modificar la fecha fijada para el debate a 4 y pasarlo al día previsto por una cadena privada, poniendo así en entredicho la imagen de independencia de RTVE por la que tanto hemos peleado», expresó en su cuenta de Twitter. Su mensaje alcanzó en pocas horas más de 4.000 «me gustas». Además, el Consejo de Informativos exhorta a Mateo a que «se deje a los profesionales de la información que sean los que organicen la forma de realizar el debate». Y piden a los partidos políticos en liza que no instrumentalicen a la cadena pública ni la usen como «un arma arrojadiza» lo que queda de campaña electoral.

Desde el ente público no supieron ayer aclarar las razones por las que se había modificado la fecha. «La explicación es que uno de los cabezas de lista dice que compra el debate el día 23 y a nosotros nos parece bien la fecha», sostienen, en referencia a Sánchez. ¿Y lo que dicen los demás candidatos? ¿Solo se prima a Sánchez? «No. (...) Nos parece bien la fecha. En cualquier caso, todo sigue abierto», insisten.

En el ecuador de la campaña aún no se conoce la fecha de un encuentro que podría definir unas elecciones llenas de indecisos.