Alberto Garzón, candidato de IU
Alberto Garzón, candidato de IU - EFE

Resultados elecciones IUIU pierde 9 escaños y se queda sin grupo propio

Garzón, penalizado por la irrupción de Podemos, obtiene dos diputados por la circunscripción de Madrid

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

IU se quedará sin grupo propio en el Congreso al lograr 2 diputados en las elecciones generales, 9 menos de los obtenidos en los comicios de 2011. Con el 93,29 por ciento de los votos escrutados, Alberto Garzón ha conseguido para Unidad Popular-IU el 3,68 por ciento, más de 3 puntos menos que hace cuatro años.

Los dos escaños logrados por IU corresponden a la circunscripción de Madrid, donde Garzón se ha presentado como cabeza de lista. La formación izquierdista ha alcanzado en Madrid el 5,27 por ciento de los votos.

Con estos 863.514 votos, IU se va al Grupo mixto y se queda sin grupo propio, pues para es necesario lograr 5 diputados y el 15% de los votos donde se logra la circunscripción o el 5% en el ámbito estatal. Pese a que las negociaciones parlamentarias buscan los vacíos en el Reglamento del Congreso, es difícil que Garzón lo consiga con 2 escaños.

Representación solo en Madrid

IU fracasa así en su intento de lograr representación en las provincias de Sevilla, Málaga, Valencia, Asturias y Zaragoza. Estos resultados contrastan con el entusiasmo del partido tras una campaña en la que han conseguido más atención de la esperada.

La decisión de Podemos de concurrir con sus siglas y sin IU a las elecciones generales ha penalizado a Garzón, quien, pese a todo, consigue representación. Hace un año, cuando fue elegido candidato, las encuestas lo situaban fuera del Congreso.

El discurso de Garzón durante la campaña del 20-D ha girado en torno al mensaje de que IU es la «izquierda real» frente al viraje al centro del resto de formaciones al centro. Garzón, que votó en la provincia de Málaga, aseguró al comenzar el día que esperaba «grandes sorpresas» en los comicios.

Lejos del objetivo

El candidato de IU ha comparecido esta noche electoral en la sede de IU en Madrid para reconocer «los elementos negativos» de los comicios. Sin embargo, también ha querido enviar un «mensaje de optimismo» porque cree que se ha sembrado «un germen esperanzador».

«Hay que mirar a Cataluña y Galicia para darse cuenta de la potencialidad cuando se trabaja colectivamente en un proyecto rupturista. Esa será la base de las reflexiones a partir de mañana», ha dicho después de haber abanderado durante meses la apuesta por una convergencia por Podemos que finalmente no fue posible.

El candidato de IU ha reconocido que no han alcanzado el objetivo que se pusieron al inicio de la campaña electoral, que era formar grupo parlamentario propio en el Congreso con cinco diputados y un cinco por ciento de votos estatales.

Vuelta a 2008

La formación de izquierdas, fundada en 1986, obtuvo 11 diputados en las elecciones de 2011, un hito en su trayectoria, donde siempre se ha visto penalizada por la ley electoral. Siempre por debajo de los dos grandes partidos, numerosos votos del partido se han quedado sin representación.

Eso cambió en 2011, cuando Izquierda Unida se benefició del derrumbe del PSOE. Consiguió 1,68 millones de votos que se plasmaron en 11 escaños. Su fuerza estuvo en Madrid y Barcelona, en donde recaudó tres diputados en cada una. También consiguió escaños en Asturias, Málaga, Sevilla, Valencia y Zaragoza. No queda rastro.

El resultado cosechado es así similar al que consiguió en 2008, en una jornada negra que provocó el relevo de Gaspar Llamazares al frente de la formación. Izquierda Unida cosechó entonces 969.946 votos, una cifra parecida a la actual.