Elecciones 2019Así habrían sido los resultados de las elecciones con una alianza entre PP, Ciudadanos y Vox

Separados, PP, Ciudadano y Vox han obtenido 147 escaños, juntos habrían desalojado a Sánchez de La Moncloa

Actualizado:

Muchos han sido los llamamientos al voto útil por parte de Pablo Casado, líder del PP, para evitar que la dispersión entre diferentes partidos impidiera la victoria. De nada sirvió. La derecha concurrió a las elecciones 2019 con tres formaciones diferentes y tan solo han logrado 149 escaños: PP, 66; Ciudadanos, 57; Vox, 24; y Navarra Suma, 2. Muy lejos de la mayoría, 176. Si hubieran acudido juntos habrían conseguido 177 asientos en el Congreso, suficientes para impedir a Pedro Sánchez seguir en La Moncloa.

Una vez aplicada la ley d’Hondt con sus votos sumados, los resultados habrían sido los siguientes. El hipotético partido PP+Cs+Vox+UPN: 177 escaños. El PSOE habría conseguido 108 en lugar de los 123 que logró, 15 escaños menos. Unidas Podemos habría perdido nueve escaños ya que pasaría de 42 a 33.

Con los votos de los tres partidos sumados, habrían sido la primera fuerza en todas las provincias excepto en País Vasco y Cataluña. En las tres provincias vascas el PNV seguiría siendo el partido más votado, mientras que en Cataluña sería ERC en todas excepto Barcelona, donde el PSOE mantendría la primera posición.

Escaños extra con la derecha unida

ERC mantendría sus 15 asientos. JxCAT perdería uno: pasaría de siete a seis. PNV también tendría un escaño menos: de seis pasaría a cinco. Bildu pasaría de cuatro a tres y Coalición Canaria de dos asientos a uno. Compromís y PRC mantendrían el escaño logrado. Todos estos diputados habrían sido para esa gran coalición de la derecha.

La coalición de la derecha habría arrebatado escaños al PSOE en: Albacete, Asturias, Baleares, Burgos, Cantabria, Ceuta, Cuenca, Granada, Jaén, León, La Rioja, Madrid, Murcia, Orense y Zaragoza.

A Unidos Podemos habrían conseguido quitar un diputado de las siguientes circunscripciones: Alicante, Baleares, Barcelona, Cádiz, Castellón, Huelva, Las Palmas, Málaga y Vizcaya.

Bildu tendría la mitad de los escaños obtenidos ya que perdería el conseguido en Álava y uno de los logrados en Guipúzcoa. La derecha podría haber conseguido representación así en el País Vasco. PNV mantendría sus seis diputados.

JxCAT, el partido de Carles Puigdemont, habría perdido un escaño en Gerona, y la derecha podría haber conseguido así representación en la provincia. Lérida quedaría como única provincia sin un diputado de la derecha unida. Coalición Canaria habría perdido uno de los dos logrados en Santa Cruz de Tenerife.

La derecha habría obtenido la victoria si hubiera concurrido unida como cuando el Partido Popular ocupaba el centro-derecha y la derecha entera, el PSOE el centro izquierda, Izquierda Unida la extrema izquierda (ocupada ahora por Unidos Podemos) y los nacionalistas y regionalistas en su papel.