Tamborrada en la plaza Mayor de Madrid durante la Semana Santa de 2018
Tamborrada en la plaza Mayor de Madrid durante la Semana Santa de 2018 - ISABEL PERMUY

Cinco claves para alquilar con seguridad en Semana Santa

Aunque en esta época abunda el turismo religioso, también prolifera el turista de sol y playa

Actualizado:

La última semana de la Cuaresma llena las calles de pasos y cofrades en procesión. La Semana Santa transcendió la fe para formar parte de la cultura española. Muchos aprovechan los días de fiesta para hacer una escapada. Aunque abunda el turismo religioso, también prolifera el turista de sol y playa, dado que el tiempo en la costa suele ser benévolo. Hoteles y alojamientos particulares llevan echando un pulso desde hace tiempo. Si quieres alquilar un apartamento para disfrutar de estos días, toma nota de estos consejos de pisos.com:

1. Identificar al propietario. Aunque los portales ponen todo su empeño en detectar y eliminar los anuncios sospechosos, los fraudes online siguen produciéndose. Desconfía de los caseros que solo dan un email como contacto y no un teléfono. Huye también de los que dicen residir en el extranjero y prometen entregarte las llaves vía mensajero si pagas una señal. Pide al propietario una fotocopia del DNI y búscalo en redes sociales para asegurarte de que es un anfitrión real y con buena reputación.

2. Verificar el inmueble. Además de usar fotos de pisos sobre los que no se ostenta la titularidad, también se está extendiendo el timo de alquilar viviendas falsas que no están donde el anunciante dice que están. Antes de hacer cualquier desembolso, busca en Google las mismas imágenes del anuncio porque el verdadero origen de las mismas puede darte una sorpresa. Los pisos piloto y las webs de decoración son recurrentes.

3. Desglose de los gastos. El coste del apartamento debe estar bien especificado, ya que en ocasiones hay confusión entre si el precio es por día o por semana. Igualmente, debe constar la tasa turística en caso de que la autonomía donde se ubique el inmueble así lo tenga contemplado en su reglamento. También es esencial que el propietario nos aclare si al precio anunciado hay que sumarle extras como la limpieza o los suministros.

4. Localización exacta. Siempre hay que exigir la ubicación exacta del piso que se pretende alquilar: calle, número, piso, puerta, etc. A través de Internet hay que comprobar que la información que nos ha dado el casero es auténtica, por ejemplo, la cercanía a la playa o al centro de la ciudad. También es útil corroborar la distancia de determinadas dotaciones, como supermercados, centros hospitalarios o locales de ocio.

5. Todo en el contrato. El contrato es el documento al que dirigirse en caso de que surjan dudas o incidencias. Debe contener todo lo pactado en relación a la renta, plazo de ocupación, horario de entrada y salida, etc. Además, se debe dejar constancia del inventario de muebles y accesorios, de si se puede o no usar la plaza de garaje, del horario de acceso a la piscina y de las normas de la comunidad.