El sector exterior, impulsado por el turismo, aportó un 1,5% al PIB. En la imagen, playa de La Malagueta en Málaga - RAFAEL CARMONA

El PIB no creció nada en el tercer trimestre, según el Banco de España

Se confirma el estancamiento de la economía nacional

Actualizado:

La economía nacional sufrió un estancamiento total durante el tercer trimestre del año al registrar un crecimiento cero, según publica hoy el Banco de España en su Boletín Económico de octubre. Este 0% se añade al 0,1% del primer trimestre del año y el 0,2% trimestral del segundo y confirma que, tras la importante recesión que ha sufrido el país en 2009, 2010 está siendo el año del estancamiento.

En términos interanuales, la entidad dirigida por Miguel Ángel Fernández Ordóñez asegura que el PIB pasó a crecer un 0,2%, tres décimas más que en el trimestre anterior (en el que registró un -0,1%), y así abandona el PIB negativo interanual tras siete trimestres consecutivos.

Según la entidad supervisora, la economía española está padeciendo dos factores «de signo opuesto». Por un lado, la progresiva recuperación de la economía mundial que impulsó la actividad. Por el otro, factores como la subida del IVA o la retirada de las ayudas para la compra de vehículos, que sí impulsaron a la demanda en la primera mitad del año y cuya retirada está lastrando la actividad.

Cae el consumo, sube la exportación

Como era de esperar, las subidas impositivas han producido un retroceso del consumo privado en el tercer trimestre del año, después de tres trimestres de crecimiento. La entidad supervisora destaca las ventas de coches, «con caída del entorno del 25%», como elemento clave en esta caída de la demanda.

Asegura que el stock de viviendas seguirá subiendo por las ejecuciones hipotecarias

Con respecto a una de las esperanzas del Gobierno para reactivar la economía, las exportaciones, en el tercer trimestre éstas aportaron un 1,5% frente a los 0,6% del trimestre anterior. La aportación del sector turístico ha podido ser decisiva en este dato, tras un segundo trimestre que fue más negativo afectado «por la nube de ceniza volcánica».

El precio de la vivienda seguirá bajando

Respecto a la inversión en construcción, otro elemento clave en la economía nacional, el Banco de España destaca que la inversión en edificación residencial «ha continuado disminuyendo, si bien el descenso en el flujo de viviendas terminadas va acercando esta magnitud al de las iniciaciones».

Según el informe, las perspectivas para el mercado inmobiliario son «negativas», dada la debilidad de la demanda privada y el agotamiento del margen fiscal para introducir nuevos apoyos públicos.

De igual modo, apuesta por más embargos hipotecarios, incrementándose así el stock de viviendas sin vender y presionando a la baja los precios, lo que provocaría un aumento del número de viviendas cuyo precio está por debajo de la deuda hipotecaria pendiente.