Jaume Gomá, CEO de Ulabox
Jaume Gomá, CEO de Ulabox - ABC

Ulabox acusa a la OCU de cometer «errores» en su informe sobre los supermercados más caros del país

La asociación de consumidores había asegurado que el precio medio de la cesta de la compra anual en el establecimiento digital alcanza los 5.798 euros

MadridActualizado:

Ulabox es el segundo supermercado más caro de España, solo superado por el selecto Sánchez Romero. La cesta de la compra en el «antisúper» (como se califica a sí mismo) digital alcanza los 5.798 euros anuales de media. O al menos así lo señala el último informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre el coste de la cesta de la compra. Un índice que está levantando ampollas en el sector de la gran distribución.

La OCU asegura que ha escogido para su análisis, «productos de la misma marca y formato»; empresas como Ulabox discrepan. «Puede que no estemos en el otro extremo, pero los datos de la OCU no se corresponden con la realidad», explica David Campoy, director de comunicación en la compañía.

El establecimiento digital asegura que el índice tiene «errores puntuales» que también se produjeron el año pasado. Entre ellos, «comparar productos que no se pueden comparar, como un atún congelado y otro fresco». «Trabajamos muy bien los precios para romper con el pensamiento de que la compra online no es económica».

Arnau Grinyó, también portavoz de Ulabox, explica que otro punto «clave» que no se ha tomado en cuenta es el coste de envío. «Si se tiene en cuenta, tenemos las mejores condiciones del mercado de largo», aseguran desde la compañía. Asimismo, en los productos de marca, Ulabox asegura ser más barato que Mercadona, Carrefour o Caprabo. «Intentamos ponernos en contacto con ellos para explicarles nuestra cesta, pero fue imposible».

El dominio del «súper» físico

Ulabox es un «veterano» en el comercio electrónico de alimentos. La compañía se fundó hace ya siete años, curiosamente con la premisa de hacer más «económica» la cesta de la compra online. En los últimos años, ha realizado una gran inversión en los envíos a domicilio ultrarrápidos, un mercado en el que cuentan con la feroz competencia de El Corte Inglés o Amazon.

La empresa nació con la vocación de «revolucionar» el concepto del supermercado, pero lo cierto es que en la actualidad este sigue siendo puramente físico, sobre todo en lo que se refiere a los productos frescos. Al menos en España. Según los datos de la consultora Kantar Worldpanel, los productos frescos copan el 52,2% de la cesta de la compra española. Sin embargo, el desarrollo digital de estos productos solo alcanza el 1,4%.

Según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), los alimentos ni siquiera se encuentran entre los diez productos más vendidos a través de internet en España. Se encuentran detrás de categorías como los viajes, las apuestas deportivas o la ropa.