La subida de la luz y el butano hace más pronunciada la cuesta de julio
Prácticamente todos los productos se han encarecido desde el año pasado, especialmente el de las bebidas y el transporte - EFE
ECONOMÍA

La subida de la luz y el butano hace más pronunciada la cuesta de julio

Los precios del recibo de la electricidad y del gas butano suben de media un 9% en solo tres meses

MADRID Actualizado:

Llega julio y con él un nuevo lastre en el bolsillo de los consumidores. La decisión del Ministerio de Industria de subir los precios de la luz, el gas natural y la bombona de butano desde el domingo supone otro varapalo para los ciudadanos, que apenas habían asimilado los incrementos registrados el 1 de abril pasado.

El encarecimiento de la electricidad en un 3,9%, del gas en un 2,3% y del butano en un 5,7% supone que estas energías acumulan un incremento del 9% de media en tan solo tres meses. Hay que recordar que la revisión de tarifas de abril se saldó con una subida de la luz del 7%, del 5% en el caso del gas natural y del 2,9% del butano. Es decir, que la primera acumula un aumento del 10,9% entre abril y julio, el gas del 7,3% y del 8,6% la bombona de butano de 12,5 kilogramos.

Estos incrementos vienen a confirmar una tendencia al alza que se remonta a mediados de la pasada década: el año pasado, por ejemplo, la luz se encareció un 11,3%, el gas un 14% y la bombona de butano un 18%.

Una evolución similar ha sido la de los carburantes. Aunque los precios de la gasolina y del gasóleo han registrado retrocesos del 0,9% y del 0,7%, respectivamente, en los prolegómenos del inicio de la operación salida de la campaña estival (según datos recogidos el Boletín Petrolero de la Unión Europea), lo cierto es que el importe de la gasolina se sitúa en 1,348 euros, cifra ligeramente superior a los 1,305 euros que costaba el litro hace un año.

Este combustible se encareció en los cuatro primeros meses de 2012 hasta el récord histórico de 1,498 euros, aunque después se fue abaratando progresivamente, hasta recortarse un 10%. El gasóleo, por su parte, cuesta 1,28 euros, el nivel más bajo desde octubre del año pasado, pero ligeramente por encima de los 1,243 euros de hace un año.

Billetes de avión y parquímetros

Otro sector en el que podría haber incrementos a partir de julio es el aéreo: las compañías del ramo han asegurado que tratarán de repercutir en los precios fianles la subida de las tasas aeroportuarias del 10,2%. Aunque el objetivo de las aerolíneas era cobrar este sobreprecio a los clientes que habían comprado billetes en fechas posteriores al mes de julio, una enmienda en el Senado impidió esta posibilidad. A cambio, AENA tampoco gravará los vuelos ya vendidos.

Los conductores madrileños también que quieran aparcar en el centro de la capital también estarán obligados a apretarse un poco más el cinturón a partir del domingo. La Ordenanza de Movilidad y la Ordenanza Fiscal de la Tasa por Estacionamiento se concretarán en un ascenso en los parquímetros del 9,89%, aunque la tarjeta de estacionamiento (SER) se mantendrá en los 24,60 euros.

En general, la mayoría de los productos reflejados en la cesta del Índice de Precios al Consumo (IPC) se han encarecido desde 2011, pese a que la crisis ha hecho mella en la capacidad adquisitiva de los españoles. Especialmente llamativo ha sido el caso de las bebidas alcohólicas y el transporte, que se han encarecido un 6% y un 4,2%, respectivamente, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), que recoge datos hasta el último mes de mayo. En el caso de los considerados bienes de primera necesidad, comprar huevos o prendas de vestir infantiles resulta entre un 16,4% y un 10,2% más caro que hace doce meses.