José Ramón Ladra

El sector logístico, con problemas para captar mano de obra cualificada

La escasez de mano de obra abarca desde conductores de camiones hasta puestos de responsabilidad en la administración de la cadena de suministros.

MadridActualizado:

A pesar del continuo crecimiento del comercio electrónico, las compañías del sector logístico de Europa tienen problemas para encontrar trabajadores cualificados. Según el estudio «La importancia de la mano de obra en el sector logístico europeo», al cual ha tenido acceso ABC, realizado por el promotor logístico Mountpark y el fondo de inversión Usaa Real State, la búsqueda y retención de mano de obra cualificada se ha convertido en el mayor reto de las empresas logísticas del Viejo Contienente. Esta escasez de mano de obra abarca desde conductores de camiones, trabajadores de almacén hasta puestos de responsabilidad en la administración de la cadena de suministros.

Aunque el estudio comprende a los países europeos en global, España no escapa a esta problemática. Fuentes del sector apuntan que a pesar de que en nuestro país todavía se tiene una cuota de paro considerable, 14,45% según la última EPA, las empresas que se instalan en España tienen dificultad para contratar según la zona donde se establezcan. En concreto, explican que hay localizaciones donde se han aglutinado las empresas porque el convenio sectorial de esa comunidad autónoma les es más favorable para ahorrar costes de personal. Un asunto nada baladí, ya que se estima que, de media, las empresas destinan casi el 25% de sus gastos en sus trabajadores.

Sin embargo, a pesar de esta estrategia de ahorro, las mismas fuentes comentan a este periódico que el estar en estas localzaciones puede lastrar la contratación al ser menos atractivo para el trabajador. Así, aconsejan que las empresas se establezcan en municipios donde la logística esté menos desarrollada y haya más oferta mano de obra disponible.

Además, el estudio explica que la automatización y la robotización están cambiando las reglas, sustituyendo a la mano de obra del ser humano por robots. Apunta que si en 2017 la venta mundial de robots industriales fue de 380.550 unidades, se espera que en 2020 se superen los 3 millones. También aconsejan invertir en sus naves para hacerlas más sostenibles. Los profesionales del sector aseguran que gracias a la eficiencia energética se ha logrado mejorar la captación, retención y productividad de los empleados y reducir su absentismo.

Última milla

Uno de los puestos que más demandan las empresas en España es el de repartidor de la llamada última milla, es decir, del tramo que va desde la tienda hasta el destino final. Según explica Francisco Aranda, secretario general de la patronal UNO «el perfil está cambiando de manera espectacular. Las empresas exigen un profesional con conocimientos de digitalización, marketing y no un repartidor a secas».