Spanair deja sin rutas a siete millones de pasajeros - reuters

El reparto del pastel de Spanair

Vueling y Ryanair han anunciado sus planes para hacerse con las rutas que la compañía aérea deja en «herencia» tras su cierre

barcelona Actualizado:

Mientras la quiebra de Spanair comienza lo que se prevé un azaroso vuelo en los juzgados, sus más directos competidores —en este caso Vueling y Ryanair — han anunciado sus planes para hacerse con la parte del pastel que la aerolínea fallida va a dejar para el resto.

Aunque sus más altos ejecutivos han cumplido con el mínimo de mostrar el pésame por el deceso de Spanair, no han tardado ni un minuto en explicar cómo quieren repartirse la herencia: de un mercado tan competitivo como el de la aviación comercial no se esperaba otra cosa. Spanair deja en el suelo a 4,6 millones de pasajeros en El Prat (es el tráfico anual de esta compañía en 2011 en la capital catalana; desde Barajas movía otros 3 millones), y Vueling ha anunciado que incorporará 33 nuevas frecuencias a rutas ya establecidas, además de crear cinco nuevos itinerarios: Berlín y Hamburgo desde Barcelona, y Tenerrife, Las Palmas y Lanzarote desde Bilbao.

Desaparecida Spanair, Àlex Cruz, consejero delegado de Vueling, reivindicó por meritos propios, y no por las subvenciones recibidas, su condición de «la aerolínea de Barcelona» —es la marca que más pasajeros mueve en la instalación—, por lo que pidió a la administración no tanto ayudas como acompañamienyo y apoyo institucional.

Por su parte, desde Ryanair no se concretaron qué rutas quieren asumir de la fallecida Spanair —tienen pendiente una reunión con Aena y otra con la Generalitat—, aunque se señaló que hay disponibilidad inmediata de llevar seis aeronaves a Barcelona (14 a medio plazo). Ya antes de la quiebra, Ryanair tiene planes para alcanzar los 4,4 millones de pasajeros movidos este año en El Prat (en 2010 fueron 3,4).

Además, tanto Vueling como Ryanair han invitado a los trabajadores de Spanair a presentar ofertas de empleo

Por su parte, Iberia ha anunciado el incremento de su oferta para Madrid y Barcelona, Bilbao, La Coruña, las Islas Baleares y Canarias y Copenhague como consecuencia del cese de operaciones de Spanair. La compañía anunció para estos destinos incremento de frecuencias como la asignación de aeronaves de mayor capacidad.