Angela Merkel ha defendido una vez más el libre comercio en Davos
Angela Merkel ha defendido una vez más el libre comercio en Davos - AFP

Merkel: «Con el multilateralismo todos salimos ganando»

La canciller alemana defiende en Davos la labor de instituciones como el FMI y el Banco Mundial

ENVIADO ESPECIAL A DAVOSActualizado:

Desde las relaciones comerciales hasta la revolución digital pasando por la transición energética. Angela Merkel ha mencionado un buen número de asuntos en el discurso que ha pronunciado frente al plenario del Foro de Davos. Una intervención cargada de mensajes que ha durado (preguntas incluidas) unos 45 minutos. Una extensión que contrasta con la brevedad del discurso de ayer del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Merkel ha sido más exhaustiva. Y ha reforzado su defensa del multilateralismo unos minutos antes de que se produjera la intervención del número dos del Gobierno chino. «Estados Unidos cuenta con una gran tecnología y China tiene acceso a una cantidad ingente de datos. Pero no comparto la visión ni de uno ni de otro. Abogo por el libre mercado social», ha señalado la canciller.

Merkel abundó señalando que «un nuevo planteamiento pone en duda el multilateralismo, abogando por pensar en uno mismo. Pongo en duda su eficacia, hay que entender nuestros intereses nacionales entendiendo los intereses de los demás. Así todos salimos ganando. La arquitectura global solo funcionará si todos estamos dispuestos a pactar».

Se trata de una posición que choca con la mantenida este martes por el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, que cargó duramente contra las relaciones comerciales durante el discruso que realizó en la cumbre.

La canciller quiso poner en valor además las instituciones creadas tras la Segunda Guerra Mundial, que en su opinión han permitido rebajar considerablemente los niveles de pobreza. Eso sí, reconoció que organizaciones como el FMI o el Banco Mundial deben ser reformadas para que la sociedad recupere la confianza en el sistema financiero.

También la transición energética ha sido objeto de análisis para Angela Merkel. La dirigente ha señalado que en Alemania están preparados para abandonar la energía nuclear y el carbón, pero ha reconocido que esto les hará más dependientes del gas natural.