Fotografía de archivo, de la secretaria ejecutiva de Seguridad Social y Pacto de Toledo del PSOE, Magdalena Valerio, que será la próxima ministra de Trabajo | Vídeo: Conzoca a todos los ministros del Ejecutivo de Sánchez - EFE

Magdalena Valerio, nueva ministra de Trabajo

Experta en Seguridad Social, esta abogada exconsejera de Empleo de Castilla La Mancha afronta el reto de la sostenibilidad de las pensiones

MADRIDActualizado:

Magdalena Valerio (Torremocha, Cáceres, 1959), será la nueva ministra de Trabajo y encargada de afrontar uno de los problemas más complejos que actualmente se ciernen sobre la economía española: lograr el consenso político en torno a la sostenibilidad del sistema de pensiones.

Funcionaria del cuerpo de gestión de la Seguridad Social y de la escala de gestión de Empleo del INEM (actualmente en activo desempeñando el puesto de Secretaria Provincial de la Consejería de Fomento en Guadalajara), es también la responsable de Seguridad Social en la ejecutiva socialista.

Su paso por el Gobierno manchego le llevó a ocuparse de hasta tres carteras diferentes, la de Empleo, Turismo y Justicia. Además, ha sido diputada nacional desde 2011 hasta 2016 y portavoz adjunta del grupo Socialista del Congreso entre 2014 y 2016, así como portavoz adjunta de la comisión de seguimiento y evaluación de los acuerdos del pacto de Toledo desde 2012 a 2014, en pleno auge de la crisis.

Fiel defensora de la importancia de esta comisión parlamentaria, esta licenciada en derecho llega en un momento de gran tensión entre los grupos políticos con respecto a aspectos clave como el peso final que debe tener el Índice de Precios al Consumo (IPC ) en la revalorización de las pensiones. Profesional seria y solvente, su carácter extrovertido le convierte en un buen perfil de cara a las negociaciones con los agentes sociales.

Además, lograr un acuerdo en la comisión del Pacto de Toledo es, sin duda, uno de los grandes retos de Valerio que no pudieron conseguir, sin embargo, sus inmediatos predecesores. Las dos últimas reformas de las pensiones (en los años 2011 y 2013) salieron adelante con el voto en contra del principal partido de la oposición (primero PP y después PSOE).

Conseguir reducir la temporalidad será, junto con revertir los recortes salariales heredados de la crisis, serán los otros retos de Valerio. España es campeona europea cuando se habla de temporalidad con tasas cercanas al 30% al cierre del año pasado.