Avión de Iberia
Avión de Iberia - EFE

Iberia aplicará un recargo a los pasajeros que solo viajen a la vuelta

La aerolínea, que descarta que un Brexit duro vaya a interrumpir los vuelos a Reino Unido, prevé inaugurar ocho nuevos destinos el año que viene

MadridActualizado:

Iberia modificará su política tras la sentencia del Supremo que declara nula la claúsula «no show», que permitía a las aerolíneas cancelar trayectos si no se realiza la ida o la vuelta. La compañía acatará el fallo y no volverá a realizar estas prácticas, pero también se reservará la posibilidad de aplicar un recargo al cliente si este evita realizar uno de los trayectos.

Para imponer este recargo, Iberia tomará como referencia el precio que tendría el billete de forma individual en el momento de su compra. Este podría ser superior o inferior, si bien la empresa no contempla devolver el montante al cliente. En un encuentro informativo producido este martes, el presidente de la aerolínea, Luis Gallego, ha explicado que esta medida «trata de proteger al cliente y a la aerolínea para que no haya prácticas abusivas». El directivo ha asegurado que muchos clientes optan por reservar la ida y la vuelta a sabiendas de que no utilizarán uno de los dos trayectos porque es más económico que contratar solo un billete.

Tal y como ha destacado Gallego, la claúsula de no presentación es común en la industria aérea y la utilizan empresas como Air France, KML o Emirates. El cambio en la política comercial de Iberia se aplicará «próximamente», según ha detallado el director comercial de la compañía, Marco Sansavini.

Apuesta por Europa

La aerolínea también ha anunciado Noruega se sumará a la red de países en los que opera el año que viene. En concreto, volará a Oslo y Bergen. Iberia responderá así al avance de Norwegian en su hub, Barajas. Además de estas ciudades, la compañía también abrirá rutas a Génova, Bari, Verona, Bastia, Zadar y Corfú en 2019.

En el largo radio, las previsiones de Iberia pasan por incrementar la oferta a Bogotá y Lima, donde pasará de siete a diez frecuencias semanales. En Montevideo, Rio de Janeiro y Quito alcanzará el vuelo diario, mientras que en Tokio pasará de tres a cinco frecuencias semanales. De igual forma, la firma recibirá nueve aviones el año que viene: cuatro A350-900 y cinco A320 Neo.

Gallego también ha hecho balance del año, destacando que la puntualidad del grupo se ha visto condicionada por los problemas que ha habido en el control aéreo de Europa. En este sentido, el presidente de Iberia ha asegurado que si se mantiene «el ritmo de crecimiento previsto por las aerolíneas, el control aéreo europeo va a colapsar». Es por ello que varias compañías aéreas han reclamado a la Comisión Europea que evite futuros conflictos en el futuro, un asunto que según el directivo está discutiéndose en Bruselas.

Pese a estas complicaciones, que evitarán que Iberia se consagre en 2018 como la aerolínea más puntual del mundo por tercer año consecutivo, la empresa prevé un crecimiento del 7% este año.

Respecto al Brexit, Gallego señaló que se está trabajando con las autoridades europeas y con el Gobierno español para evitar problemas contables si se produce una ruptura abrupta. Y es que la normativa europea exige hoy por hoy que las aerolíneas tengan más del 50% de capital europeo.