Richard Yu, responsable del Negocio de Consumo de Huawei, presentó el sistema operativo Harmony en una conferencia de programadores en China
Richard Yu, responsable del Negocio de Consumo de Huawei, presentó el sistema operativo Harmony en una conferencia de programadores en China - ABC

Harmony, así es el sistema operativo de Huawei para controlarlo todo

«Plan B» por si sus móviles no pueden usar Android por el veto de EE.UU., conectará el «internet de las cosas»

Enviado especial a Shenzhen Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Además de por la inestabilidad económica y el encarecimiento de productos por los aranceles, uno de los frentes de la guerra comercial entre Estados Unidos y China que más afecta al ciudadano medio es el veto de la Casa Blanca al gigante de las telecomunicaciones Huawei, tercera marca de móviles tras Samsung y Apple. Bajo la lupa de Washington, que sospecha que podría espiar para el autoritario régimen de Pekín, la compañía niega con vehemencia las acusaciones, pero se enfrenta al riesgo de perder a sus proveedores estadounidenses de microchips y aplicaciones para sus aparatos tecnológicos.

Entre ellos destaca Google, que le suministra el sistema operativo Android para sus móviles y está a la espera de ver qué ocurre finalmente con la inclusión de Huawei en la lista negra de EE.UU., que exige un permiso especial del Departamento de Comercio para seguir trabajando con ella. Mientras se resuelve la situación en la tregua que se han dado Washington y Pekín para seguir negociando, los usuarios de móviles Huawei temen no poder seguir utilizándolos en el futuro si dejan de funcionar con Android. Una preocupación que, según ha reconocido públicamente el presidente de la compañía, Liang Hua, provocó una caída de sus ventas de móviles de más del 40% cuando Huawei fue incluida en la Lista de Entidades de EE.UU. en mayo. A pesar del fuerte impacto, la empresa parece haberse recuperado y en el primer semestre vendió 118 millones de móviles, que le reportaron más de la mitad de los 220.000 millones de yuanes (28.672 millones de euros) que facturó.

Plan de futuro

Por si, finalmente, sus móviles no pueden seguir usando Android, Huawei ha desarrollado su propio sistema operativo, que presentó oficialmente el mes pasado en China ante 6.000 programadores venidos de todo el mundo. Denominado Harmony en inglés, y Hongmeng (Génesis) en mandarín, dicho sistema es el plan B de la marca si le falla Android, que prefiere seguir utilizando de momento.

Pero Harmony es mucho más que una salida de emergencia, ya que su misión es que se convierta en el sistema operativo que incorporen todos los dispositivos tecnológicos de Huawei en el futuro. «Necesitamos un nuevo sistema operativo porque nos enfrentamos a un escenario distinto con múltiples aparatos conectados, como móviles, relojes, televisiones y la nube, que funcionan con aplicaciones diferentes», explica a ABC Empresa el ingeniero informático Huang Jiawen en la primera presentación de Harmony a un medio de comunicación.

Con un código de fuente abierta para que los programadores puedan desarrollar sus propias aplicaciones, Harmony promete ser más rápido y estable que Android y servir para el Internet de las cosas, que se ha propuesto revolucionar la vida cotidiana con las conexiones sin hilos gracias a la potencia que traiga la tecnología 5G, de la que Huawei también es pionera. «Harmony es como un Lego, cuyas piezas se pueden ir montando de forma distinta para asegurar la plena conectividad de todos los aparatos en menos de 20 minisegundos y con una latencia un 25,7% más rápida y un 55,6% más suave», desgrana Huang ante una proyección de datos técnicos en la sede de Huawei en Shenzhen, al sur de China.

Más seguridad

A su juicio, Harmony también ofrece más seguridad y la capacidad de corregir errores durante la conexión, así como la posibilidad de adaptarse a las pantallas y hardware de distintos dispositivos, como móviles, ordenadores, tablets o televisores inteligentes. «Como Huawei tiene de todo, desde aparatos electrónicos hasta software y la nube, queremos contar con un único sistema, pero de momento preferimos Android para los móviles», reconoce Huang. Con el fin de asegurar la plena compatibilidad, los ingenieros de Huawei están trabajando para que todos los dispositivos de la compañía se puedan usar con Harmony y Android. Además, la firma ya ha suministrado a los programadores una serie de herramientas de su código abierto para que puedan desarrollar sus propias aplicaciones, que estarán disponibles en la Galería APP incluida en sus móviles para descargarlas. Tal y como aventura Huang Jiawen, «en el futuro, con Harmony se podrán controlar desde el teléfono móvil todos los aparatos de una casa, como los electrodomésticos y las luces para regular su uso y consumo y las pantallas con información personalizada». Y, todo ello, con la armonía que promete este nuevo sistema operativo.