SERGIO RODRÍGUEZ

El déficit comercial se incrementa en un 36,8% en 2018 hasta los 33.840 millones

Las exportaciones cierran el año pasado con un nuevo récord, aunque moderan su crecimiento al 2,9% por debajo del excelente desempeño de las importaciones, que crecieron un 5,6%

MadridActualizado:

El déficit comercial de España ha alcanzado en 2018 los 33.840 millones de euros, lo que supone un 36,8% más que un año antes, a pesar del nuevo récord de las exportaciones, que han moderado crecimiento al 2,9%, por debajo del récord de las importaciones (+5,6%).

Así lo han detallado la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, durante la presentación del balance de comercio exterior de 2018 y los ejes de actuación del Gobierno en materia de internacionalización, sectores estratégicos y apertura de nuevos mercados.

El incremento del déficit comercial en 2018 se ha producido a pesar del nuevo récord de las exportaciones, que han alcanzado los 285.024 millones de euros, un 2,9% más que el año anterior, si bien se situó por debajo del récord de las importaciones, que se situaron en 318.864 millones de euros, un 5,6%.

Del déficit total de 33.840 millones, más de 25.000 millones se han correspondido al déficit energético, que creció un 21,3% por el alza de los precios del petróleo durante los tres primeros trimestres del año pasado, si bien Méndez ha indicado que la bajada de los precios en los últimos meses arroja unas expectativas «positivas» para la balanza energética.

La tasa de cobertura se situó en el 89,4% el año pasado, por debajo de la del ejercicio 2017 (91,3%), pero 24 puntos superior al mínimo registrado en el año 2007 (65%), lo que «da muestra del impulso exportador y la solidez del sector en los últimos 10 años», ha subrayado Méndez. Además, la base de empresas exportadoras regulares subió un 2,4%, hasta las 51.768, acumulando siete años consecutivos al alza, con lo que se contabilizaron un total de 204.196 exportadores.

Según ha detallado Méndez, en los tres primeros trimestres de 2018 la inversión directa extranjera ha aumentado un 75% en términos brutos y subido un 150% en términos netos. Así, la inversión bruta alcanzó los 40.621 millones y la inversión neta los 33.959 millones.

Méndez ha destacado que España mantuvo la dinámica de crecimiento del sector exterior en 2018 pese a un contexto internacional marcado por «muchas incertidumbres», como el Brexit, el, aumento del precio del crudo, el decrecimiento de china y el fin de algunos vientos de cola, junto a la tendencia a la desaceleración de la economía y el comercio mundial.

«España sigue siendo un mercado atractivo para los inversores extranjeros, que destacan la importancia de las infraestructuras y del talento humano», ha enfatizado Méndez, quien ha hecho hincapié en que la apertura de la economía española sigue creciendo y las empresas continúan con su diversificación buscando nuevos mercados fuera de la UE.

Moderación de las exportaciones

En cuanto a las exportaciones, Méndez ha valorado el nuevo récord, aunque ha reconocido que su crecimiento se ha moderado. El 65,6% se han correspondido a exportaciones de la UE (+2,6%); un 51,5% las dirigidas a la zona euro (+2,7%) y un 34,4% del total las de destinos extracomunitarios (+3,3%).

Los principales destinos a nivel mundial en términos de contribución a la tasa de variación anual fueron Francia (0,5 puntos), Portugal (0,4 puntos), Argelia (0,3 puntos) e Italia (0,2 puntos), mientras que las más negativas fueron Turquía (-0,3 puntos), Alemania (-0,1 puntos), Emiratos Árabes Unidos (-0,1 puntos) y Jordania (-0,1 puntos).

Por sectores, destacaron los productos energéticos (+15,1%), frente al retroceso de las exportaciones del sector de la automoción, con un 1,5%, el único que mermó sus exportaciones por las menores ventas a Alemania, el Brexit y Turquía, si bien Maroto ha matizado que los datos de fabricación han seguido siendo récord.

Así, el principal sector en materia de exportación de mercancías ha sido el de bienes de equipo (20% del total, un 1,1% más interanual), seguido de alimentación, bebidas y tabaco (16,1%, un 0,2% más), de automóvil (15,6%, un 1,5% menos) y productos químicos (14,3%, un 5,1% más).

Los sectores que más contribuyeron han sido los de productos energéticos (1,1 puntos), productos químicos (0,7 puntos), semimanufacturas no químicas (0,6 puntos) y bienes de equipos (0,2 puntos), frente al automóvil (-0,2 puntos).

Por comunidades autónomas, la que experimentó la mayor tasa de variación fue Navarra (+12,7%), seguida por Cantabria ( +11,2%) y Canarias (+9,8%), mientras que las tres únicas regiones en las que descendieron el número de exportaciones fueron Castilla y León (-2,1%), Comunidad de Madrid (-1,1%) y Aragón (-0,9%).

Incremento déficit comercial

En cuanto a las importaciones, las procedentes de la UE han supuesto el 53,8% del total, con un 3,4% más, mientras que las compras a los países de la zona euro representaron el 43,4% (+3,3%) y a países de la UE no pertenecientes a la zona euro, el 10,4% (+3,8%).

Las importaciones procedentes de países no pertenecientes a la UE han subido un 8,4% el año pasado, hasta el 46,2% del total. Los principales proveedores de España, Alemania y Francia, con un peso del 12,6% y el 10,8% se incrementaron un 3% y un 3,4%, respectivamente.

Solo en diciembre las exportaciones españolas de bienes han bajado un 3,7%, hasta los 21.166,7 millones, mientras que las importaciones se elevaron un 1,6% interanual, hasta los 24.414,1 millones. Así, el saldo comercial arrojó un déficit de 3.247,4 millones, un 58,4% más respecto al mismo mes del año pasado. La tasa de cobertura se situó en el 86,7%, 4,8 puntos porcentuales menos a nivel interanual.

Plan Bienal

Por su parte, la ministra ha repasado los ejes de la política de internacionalización, basada en la Estrategia de Internacionalización 2017-2027, que pasa por el apoyo adaptado a empresas, innovación a través de impulsar la tecnología, la marca y la digitalización de procesos en las empresas, el desarrollo del capital humano, una política comercial común y la coordinación de acciones público-privadas.

La titular de Industria, Comercio y Turismo ha avanzado que «en los próximos días» se presentará el Plan bienal 2019-2020 que buscar impulsar la internacionalización de la economía española y se estructura en torno cuatro ejes: aumentar la base de empresas exportadoras regulares, diversificar los destinos, incrementar el valor añadido de las exportaciones y aumentar la inversión extranjera.