EFE/Chema Moya

El Ibex 35 marca un nuevo mínimo y entra en pérdidas anuales

Los malos datos macroeconómicos de la Eurozona y Alemania hunden al selectivo

MadridActualizado:

Miércoles negro para la Bolsa española. El mismo día que se conocieron los preocupantes datos sobre el Producto Interior Bruto (PIB) de la Eurozona y de Alemania en el segundo trimestre del año, el parqué madrileño se desplomó un 1,98%, que le hizo caer hasta los 8.522 enteros, anotando así un nuevo mínimo anual. El Ibex 35 no despierta de su letargo y, tras unas semanas marcadas por la fuerte volatilidad en los mercados financieros, borró ayer todas las ganancias obtenidasdurante 2019 para incurrir en pérdidas del 0,2% en el acumulado del año.

En la jornada de ayer solo cinco valores (Mediaset, Acciona, Grifols, Merlin Properties y Enagás) consiguieron cerrar en verde. El retroceso más notable correspondió a ArcelorMittal (-7,72%), aunque los bancos y las compañías de telecomunicaciones se contaron entre las bajadas más acusadas.

Con un euro que se intercambiaba por 1,114 dólares, el resto de plazas europeas también fueron incapaces de dar continuidad a las ligeras alzas logradas el martes y cerraron la jornada en negativo después de publicarse que el PIB de Alemania se contrajo un 0,1% en el segundo trimestre del año, mientras que el de la Eurozona experimentó una leve subida del 0,2%, la mitad de lo conseguido en los tres primeros meses de 2019.

Milán cedió un 2,53%; Fráncfort cayó el 2,19%; París el 2,08% y Londres el 1,42%. En plena guerra comercial entre Estados Unidos y China, la producción industrial del gigante asiático se expandió el 4,8% interanual en julio, el crecimiento más lento desde febrero de 2002, una noticia que no sentó nada bien a los inversores y que confirmó el impacto negativo que está provocando el conflicto en el país presidido por Xi Jinping.

Por si fuera poco, el dirigente norteamericano, Donald Trump, lanzó ayer otra de sus amenazas, esta vez, dirigida a la Organización Mundial del Comercio. «Nos vienen exprimiendo hace años, pero no va a pasar más», dijo en un acto celebrado en Pittsburgh. El principal indicador de Wall Street, el Dow Jones, cedió casi un 3%, en línea con el comportamiento de los selectivos europeos.

La inestabilidad en las Bolsas y el temor a una recesión global se trasladaron al mercado de deuda. En Estados Unidos el bono a diez añosllegó a cotizar por debajo del 1,6%, menos que los títulos a dos años, algo que no sucedía desde 2007. El rendimiento del bono español descendió ayer a mínimos del 0,15%, y el del alemán, por su parte, marcó otro mínimo histórico del -0,65%. En tiempos de incertidumbre, los inversores apuestan por la deuda como un valor refugio, lo que presiona a la baja su rentabilidad.