El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastism, junto al presidente iraní, Hasan Rohaní
El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastism, junto al presidente iraní, Hasan Rohaní - EFE

Dastis insiste en que hay oportunidades de negocio en Irán, pese a los problemas de financiación

El ministro de Asuntos Exteriores se ha reunido con representantes de unas 25 compañías españolas presentes en Irán

Enviado especial a TeheránActualizado:

El Gobierno sigue animando a las empresas españolas a realizar inversiones en Irán, pese a los problemas de financiación existentes, que están impidiendo el despegue de la llegada de capitales extranjeros al país, incluso después de levantamiento de algunas de la sanciones. Así se desprende de las palabras del ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, que hoy se reunió en Teherán con representantes de unas 25 compañías españolas presentes en Irán.

Los empresarios, algunos de los cuales llevan haciendo negocios con Irán desde hace 25 años, expusieron al ministro la situación del país y las dificultades con las que pueden encontrarse las empresas que deseen ir más allá de los intercambios comerciales. Las exportaciones españolas se multiplicaron por 26 desde el levantamiento de sanciones y las importaciones crecieron un un 80 por ciento, pero siguen sin alcanzar volúmenes muy elevados.

Más difícil resulta la llegada de inversiones, porque, además de los problemas burocráticos que aún persisten en el país, los bancos se resisten a portar financiación, entre otras razones, por temor a represalias de Estados Unidos, cuyo presidente, Donald Trump, ha amenazado con retirarse del acuerdo nuclear suscrito por las grandes potencias con Irán.

Pese a todo, Dastis instó a las empresas a que consideren que se trata de un buen momento para invertir en un «país geoestratégico y económicamente importante en la región». Sobre el problema de la financiación, el ministro dijo ante los periodistas que el Gobierno tiene a su disposición instrumentos de financiación pública como el Fondo de Internacionalización de la Empresas y la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (Cesce).

En cuanto a los sectores, donde ve esas oportunidades, citó los relacionados con el gas y petróleo, acero y la construcción.

Algunas de esas empresas han suscrito o están a punto de hacerlo estos días un acuerdo con Irán, como Ibertest, que instalará un centro para hacer pruebas sobre la calidad de las redes ferroviarias, por valor de 43 millones de euros cuatro años. Otras como Taim Weser facilitar once grúas para una acería situada entre el el Tigris y el Eufrates.