El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohamed Javad Zarif, da la bienvenida a Alfonso Dastis
El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohamed Javad Zarif, da la bienvenida a Alfonso Dastis - Afp

Dastis pide a Irán un enfoque constructivo para contribuir a la estabilidad en la región

El ministro de Exteriores español es el primero en visitar Teherán tras la amenaza de Trump de retirarse del acuerdo nuclear

TeheránActualizado:

España apuesta por dar un margen de confianza a Irán para que se convierta en un elemento de estabilización en la región. Ese fue el mensaje que hoy transmitió el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, a las autoridades iraníes con las que se reunió en Teherán, entre ellas, el presidente, Hasan Rohani.

Desde que Donald Trump amenazó a mediados de enero con retirarse del acuerdo nuclear suscrito en verano de 2015, si no se introducían modificaciones en el mismo, Dastis ha sido el primer ministro de Asuntos Exteriores en viajar a Irán, con el mensaje de que los europeos siguen considerando el pacto nuclear como un instrumento útil para rebajar la tensión en Oriente Medio.

Washington espera que la UE sea capaz de convencer al régimen de los ayatolas de que se avengan a dialogar sobre posibles cambios. De ahí que, en su entrevista con el influyente Ali Akhbar Velayati, consejero de Asuntos Exteriores del líder supremo, Ali Khamenei, Dastis dijera estar «convencido» de que Irán, «con un enfoque constructivo y de diálogo contribuirá a estabilizar una región que sufre un estado de agitación que no beneficia a nadie».

«Distensión en la región»

Tras su encuentro con Velayati, Dastis añadió ante los periodistas que España «quiere modestamente, contribuir, a un proceso de distensión en la región y animarles a desarrollar un papel constructivo para garantizar la estabilidad y la prosperidad en Oriente Medio».

Durante su reunión con Dastis, Velayati reconoció que la UE ha tenido «una mirada diferente respecto a Irán y la región» y aseguró que quienes no conocen bien Irán y la sensibilidad hacia la región, se perjudican a ellos mismos, en clara alusión a Estados Unidos. Y añadió que «hay que dejar el destino de los pueblos de esta región a los pueblos de esta región y no a los extranjeros».