El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro - EFE

Bruselas pide a España suavizar las multas por no declarar bienes en el exterior

La Comisión Europea ve «desproporcionadas» las sanciones y da dos meses al Gobierno para responder: de lo contrario lo denunciará al Tribunal de Justicia de la Unión Europea

MADRIDActualizado:

Bruselas ha respondido a España sobre la declaración de bienes en el exterior y parece que Hacienda deberá cambiar el modelo. La Comisión Europea ha enviado hoy un dictamen motivado a España pidiéndole «modificar sus normas» sobre la obligación de informar de los bienes en el extranjero que rige desde 2013 para los residentes con más de 50.000 euros fuera de España en activos como cuentas, inmuebles o acciones.

Bruselas ya había abierto un procedimiento de infracción a España en 2015 por dos motivos: en primer lugar por las duras sanciones que conlleva el incumplimiento de la declaración de bienes en el exterior, que pueden llegar a suponer una multa del 150% de los impuestos adeudados en el último ejercicio; por el otro, porque las irregularidades no prescribían. En 2016, el Gobierno dejó de estar en funciones, por lo que el tema se paró.

Ahora que el Ejecutivo ha dejado de estar interino, Bruselas exige a España cambiar sus normas y le da un ultimátum de dos meses. «De no recibirse una respuesta satisfactoria en el plazo de dos meses, la Comisión puede llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea», detalla el Ejecutivo comunitario.

La UE entiende que las multas discriminan entre los ciudadanos con bienes en el exterior y los que tienen su patrimonio en España. «Como las multas son mucho más altas que las sanciones aplicadas en un contexto puramente nacional, la normativa puede disuadir a las empresas y a los particulares de invertir en el mercado único o desplazarse por él. Por ello, estas disposiciones son discriminatorias y entran en conflicto con las libertades fundamentales de la UE», recoge la escueta nota publicada por la Comisión que tilda de «desproporcionadas» la sanciones del llamado modelo 720.

Las multas para los contribuyentes que no presenten la declaración de bienes en el extranjero o lo hicieran de forma incorrecta son mayores que para los que no entregan, por ejemplo, la declaración de la Renta. Las sanciones son de 5.000 euros por dato omitido, con un mínimo de 10.000 euros. Cuando se declara pero fuera de plazo, la multa baja a 100 euros por cada dato con un mínimo de 1.500 euros. Si además hay ganancias patrimoniales no justificadas, al contribuyente se le impone una sanción del 150% del impuesto adeudado en el último ejercicio, una multa que la Agencia Tributaria ya ha impuesto en varios casos.

Este último supuesto es el que Bruselas considera «desproporcionado» y, de hecho, en 2015 instaba a asesores y abogados a informarle de casos en los que Hacienda aplicara esta sanción, cosa que hicieron.

«El dictamen supone ir un paso más allá del procedimiento de infracción. Me consta que el dictamen de la Comisión contra España es muy duro», señala Alejandro del Campo, abogado y asesor del despacho DMS Consulting que denunció la normativa ante la Comisión Europea en febrero de 2013.

Lucha contra el fraude

La declaración de bienes en el exterior era la «medida estrella» de la Ley Antifraude que siguió a la amnistía fiscal de 2012. Ante los recelos de Europa, Hacienda se había negado a que se produjeran cambios de calado en la declaración de bienes en el exterior debido a la importancia que tiene el llamado modelo 720 en la lucha contra el fraude. Por ejemplo, la declaración de bienes en el exterior fue la que arrancó las investigaciones por delito fiscal contra el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato.

Alejandro del Campo señala que el dictamen de la Comisión «afecta a un elevadísimo número de personas residentes en España, pues para estar obligado a declarar es suficiente con tener algún tipo de participación, aunque sea simbólica, en cuentas, valores o inmuebles, si cualquiera de esos grupos de bienes tiene un valor superior a 50.000 euros», sostiene.

Desde 2013, más de 100.000 españoles han declarado 140.916 millones de euros de patrimonio fuera de España en un torrente de información fiscal que la AEAT investiga. La mayor parte de bienes están radicados en Suiza y Luxemburgo. «La ‘‘lista Falciani’’ no es nada al lado de la información que tenemos con el modelo 720», señaló en su momento el director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez.

La declaración de bienes en el exterior se entrega cada año en marzo. El plazo de este ejercicio, por tanto, arrancará en dos semanas sin que los contribuyentes sepan a qué atenerse si no cumplen sus obligaciones.