El presidente de ING España, César González Bueno, durante el curso "Las finanzas sostenibles y su importancia en el futuro de la economía", dentro de la programación de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en la capital cántabra.
El presidente de ING España, César González Bueno, durante el curso "Las finanzas sostenibles y su importancia en el futuro de la economía", dentro de la programación de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en la capital cántabra. - EFE

ING aspira a liderar la producción hipotecaria en España este año o a principios de 2020

César González-Bueno ha indicado que, al cierre del primer trimestre, la entidad ocupaba la cuarta posición del ranking en nuevos préstamos inmobiliarios en nuestro país, con una cuota del 9,4%

SantanderActualizado:

El presidente de ING España, César González-Bueno, ha dicho hoy que la entidad aspira a convertirse en el primer banco hipotecario de España en hipotecas de nueva producción entre finales de este año y comienzos de 2020. "Es una aspiración interna que tenemos como equipo, no un compromiso", ha matizado.

El directivo ha explicado que, actualmente, ING España tiene una cuota en hipotecas del 3%, pero al cierre del primer trimestre ocupaba la cuarta posición del ranking en nuevos préstamos inmobiliarios (por detrás de Banco Santander, BBVA y CaixaBank), con una cuota del 9,4% frente al 7,5% de 2018 y el 6,5% de 2017.

González-Bueno ha asegurado que ING ya ha dado "un acelerón" sin variar los márgenes, aunque el nuevo cambio de regulación ha propiciado que las entidades absorban mayores costes, lo que se ha repercutido en parte en el precio, "pero no totalmente y de forma similar a todas las entidades".

"La demanda sobre nuestras hipotecas ha aumentado poco, lo que ha aumentado enormemente ha sido la conversión. La gente pide hipotecas de media a tres entidades financieras y luego se saca una, la clave es cómo conviertes", ha explicado.

Otro de los temas que ha abordado durante su ponencia en las jornadas financieras organizadas por la Asociación de Periodistas de Información Económicas que se celebran esta semana en Santander, ha sido la nueva ley hipotecaria, que se ha hecho efectiva esta misma semana, y que considera "sanísimaen líneas generales": "Da más garantías al cliente, le protege y produce más seguridad jurídica para los bancos". El directivo ha reconocido que, "de rebote", a la entidad "todo lo que sea transparencia, dada nuestra eficiencia en costes, nos favorece marginalmente".

Del mismo modo, el presidente de ING España también se ha manifestado acerca del acuerdo firmado con Bankia el pasado mes de mayo para que la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri ofrezca servicios financieros en condiciones especiales a las cerca de 110.000 pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos que eran clientes del grupo holandés en España.

"Esas decisiones siempre son extraordinariamente difíciles. Somos muy pragmáticos y realistas, y hay cosas que hacemos mucho mejor que otras. En pymes éramos un jugador más, este segmento suponía solo el 3% de nuestros ingresos y tomamos la decisión de dejarlo", ha explicado González-Bueno. "Corríamos el riesgo de decepcionar a nuestros clientes, pero creo que lo hicimos muy bien. El acierto ha sido también el acuerdo con Bankia, que ha permitido que los clientes tuvieran las mismas condiciones, unas condiciones de la calidad que les dábamos en ING", ha apuntado.

En lo que respecta al acuerdo con los cajeros de Banco Popular, González-Bueno se ha limitado a confirmar que "sigue en vigor", sin aclarar si podría quedar sin efecto cuando finalice la integración tecnológica de Popular dentro del Banco Santander.