El director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez
El director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez - EFE

La Agencia Tributaria implementa medidas de control inmediato sobre las empresas

El director del organismo, Santiago Menéndez, explicó la importancia de hacer un seguimiento en tiempo real sobre las transacciones que proporcione información de manera continuada

MadridActualizado:

El director de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, Santiago Menéndez Menéndez, anunció hoy en El Escorial la implementación de un nuevo sistema para recabar información en materia fiscal en tiempo real. El sistema viene funcionando desde el pasado 1 de julio, y proporcionará información prácticamente instantánea –a los cuatro días desde que se haga la facturación– del importe de la factura y el día. Mediante este procedimiento se pretende obtener el 80 por ciento de la recaudación del IVA.

Menéndez resaltó el gran caudal de información que supondrá esta nueva medida en el discurso de clausura del ciclo “La fiscalidad internacional en la encrucijada: globalización o nacionalismo fiscal”, organizado por la Universidad Complutense. Del mismo modo, resaltó los beneficios que tendrá para las empresas, a las que se tratará de perjudicar “en la menor medida posible”, pues no se trata de un modelo intrusivo. “No solo va a ser mejor para ambas partes, sino que a muchas empresas que les está costando avanzar les va a obligar a replantearse todos sus procedimientos internos de facturación”, explicó.

El plan obedece a lo que Menéndez calificó como el elemento “imprescindible” para luchar contra el fraude fiscal: la información. “Necesito tener la información sobre la que utilizaré, con procedimientos legales, las labores de control que hay que hacer. Por ejemplo, transacciones financieras internacionales en las que no tengo acceso a toda la información. Si no hay reflejo de la contabilidad, no se puede saber por arte de magia lo que sucede”, explicó Menéndez, que sintetizó el problema en una frase: “Esconder es muy fácil y descubrir muy difícil”.

El director de la institución de tributos admitió que donde sí se está avanzando por buen camino es en el tratamiento de los paraísos fiscales, en relación a los cuales se están firmando acuerdos con territorios que tienen esa consideración y que están luchando por desprenderse de ella. “Se trata de que los contribuyentes que estaban cómodos usando estos territorios y que hacían difíciles las labores de control vayan a estar cada vez en zonas de confort más pequeñas”, comentó. Menéndez cree que hoy en día esos comportamientos están “francamente mal vistos” y que los avances se están produciendo también por el papel que están jugando los medios de comunicación, con casos como el de los papeles de Panamá. Precisamente con el país centroamericano, según anunció Menéndez, se ha firmado un acuerdo de colaboración para el suministro continuo de información.

Por último, la cabeza visible de la Agencia Tributaria pidió no poner solamente el foco del fraude sobre los grandes contribuyentes y las grandes operaciones. Para Menéndez, donde realmente está el problema es en las “ múltiples pequeñas operaciones” que resultan imposibles de controlar. “España es un país de servicios, imagínense la cantidad de facturación que hay ahí. Esto, junto a la albañilería o la fontanería, hace que se nos escape mucho”, justificó, antes de recordar que España es uno de los países más activos en la inclusión de cambios normativos, “incluso más allá de lo que establecía la OCDE”.