La máxima calificación de sostenibilidad energética es la letra «A»
La máxima calificación de sostenibilidad energética es la letra «A» - fotolia

Cómo conseguir una casa energéticamente eficiente y pagar menos impuestos

El Gobierno planea incluir en los Presupuestos una rebaja del IBI de un máximo del 20% para las viviendas más sostenibles

teresa sánchez vicente
Actualizado:

El Gobierno quiere premiar la sostenibilidad y el ahorro de energía. Por ello, el Ministerio de Hacienda planea una rebaja del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) para aquellas viviendas más eficientes. Una enmienda en actual tramitación parlamentaria de los Presupuestos Generales de 2016 abre la puerta a que los ayuntamientos otorguen una bonificación de un máximo del 20% para los inmuebles en función del grado de eficiencia.

Para las viviendas con un certificado energético de máxima eficiencia (A), la reducción será de hasta un 20%; si es B, la máxima rebaja será del 16%; para los inmuebles que tengan un certificado C puede llegar al 12%; el D, hasta el 8% mientras que el E tendrá una rebaja máxima del 4%. Los inmuebles con calificaciones como F ó G no podrán beneficarse de ninguna rebaja.

¿Cómo se calcula?

A la hora de otorgar el certificado energético, obligatorio desde el 1 de junio de 2013, los técnicos habilitados han de calcular la energía consumida a través de instalaciones que proveen servicios como la calefacción, la refrigeración, el agua caliente o la iluminación.

La etiqueta muestra la división de los kilogramos de dióxido de carbono (CO2) por los metros cuadrados de los inmuebles. Los que registren un ratio de emisiones por debajo de los 6,8 kg CO2/m2 al año se le asigna la letra A. La peor nota (la G) es para aquellos que superan los 70,9 kg C02/m2 anuales.

¿Es obligatorio disponer del certificado ?

Sí para los edificios de nueva construcción desde 2007. Además, el 1 de junio de 2013 entró en el Real Decreto 235/2013, que establece la obligatoriedad de disponer del certificado energético a la hora de comprar o alquilar un inmueble.

No es necesario para casas alquiladas durante menos de de cuatro meses, edificios y monumentos protegidos oficialmente, sdificios o partes de edificios utilizados exclusivamente como lugares de culto y para actividades religiosas, construcciones provisionales (menos de dos años), edificios industriales, de la defensa y agrícolas, eificios aislados con una superficie útil total inferior a 50 metros cuadrados, edificios que se compren para reformas importantes o demolición y edificios o partes de edificios existentes de viviendas, cuyo uso sea inferior a cuatro meses al año.

¿Cómo conseguir una casa eficiente?

Además de conseguir una futura rebaja del IBI, disponer de un hogar energéticamente eficiente permite ahorrar hasta 1.675 euros al año, según cálculos realizados por los expertos del portal Kelisto.es. En aras de logar el objetivo se pueden llevar a cabo las siguientes medidas:

-Aislar bien la vivienda: Desde sellar todos los huecos a instalar burletes en puertas y ventanas, las opciones son muy amplias. También existe la posibilidad de invertir más dinero y cambiar las ventanas por las que disponen de doble acristalamiento. También se puede aprovechar una reforma, aunque es una obra costosa, para cambiar las fachadas del edificio y aumentar los centímetros de espesor de cara a aumentar el aislamiento térmico.

-Calefacción: Desde el pasado 26 de septiembre se aplica en España la Directiva europea ERP que obliga a que los equipos generadores de calor vendidos incluyan una etiqueta de eficiencia con calificaciones. El director de Ventas de Bosch Termotecnia en España, Vicente Gallardo, explica que el ahorro que propician las calderas de condensación puede llegar a alcanzar el 30%. Por ello, aunque la ley no impone al consumidor la adquisición de un nuevo sistema de calefacción, Gallardo recomienda «sustituir un equipo por otro de mejores prestaciones que proporcione un mayor ahorro y una menor cantidad de emisiones contaminantes».

-Agua caliente: La directiva que entró en vigor el pasado 26 de septiembre también obliga a que los sistemas de producción de agua caliente en venta incluyan información adicional sobre la capacidad de producción a través del establecimiento de unas tallas, equivalentes a las de la ropa (S, M, L, etc.).

-Cambiar los electrodomésticos: Un hogar medio en España consume algo más de 4.000 kWh al año de electricidad, según datos de IDAE. Si se quiere primar la sostenibilidad es recomendable aprovechar los «planes Renove» de las comunidades para adquirir electrodomésticos eficientes con etiquetas de alta calificación como A+, A++ ó A+++.

-Aire acondicionado: Los equipos de aire acondicionado ya introdujeron el etiquetado eficiente en 2013. Desde el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE) se aconseja incluso recurrir a métodos alternativos para refrescar la vivienda en verano como la instalación de sistemas evaporativos, el uso de ventiladores (consumen muy poca electricidad) o incluso el de toldos para evitar que entre la luz del sol.