Vista del parqué madrileño en una imagen de archivo
Vista del parqué madrileño en una imagen de archivo - efe

Las salidas a Bolsa más atractivas del año

Los analistas recomiendan esperar a una bajada de los precios en la opv de AENA y advierten de lo arriesgado de invertir en Saeta (ACS), las dos opv previstas para febrero

luis m. ontoso
Actualizado:

La elevada demanda con que se ha encontrado la salida a Bolsa de AENA ha allanado el terreno para el resto de compañías que se disponían a debutar en el parqué bursátil durante este año. En apenas unos minutos el gestor de los aeropuertos logró cubrir la oferta de títulos incluida en su opv (oferta pública de venta de acciones), que se hará efectiva este miércoles, con su estreno en el parqué.

Las previsiones de mejora en la economía española han contribuido también a reforzar los planes de las empresas que tenían intención de acometer estas operaciones, así como la decisión del Banco Central Europeo (BCE) del pasado de mes de enero, con el programa de compra de activos por 60.000 millones de euros mensuales. Ya el año pasado iniciaron su andadura en la Bolsa española 12 compañías por un valor conjunto de más de 5.900 millones de euros. Nuestro país se convirtió así en el octavo del mundo en este tipo de operaciones, según el informe Global IPO Trends, elaborado por Ernst&Young (EY).

«Se dan las condiciones para que se recuperen niveles de operaciones por encima del año pasado. No solamente porque haya alguna operación de gran tamaño (AENA), sino porque la financiación y liquidez en busca de activos es creciente, se ha recuperado la confianza de los inversores en las perspectivas económicas de España, los tipos de interés en mínimos hacen atractivas las salidas a Bolsa y la situación de los mercados de valores, aunque volátil, es favorable», explica Javier Flores, responsable del servicio de estudios y análisis de ASINVER.

AENA

La sociedad gestora de la red de aeropuertos ultima su salida a Bolsa, que tendrá lugar el próximo miércoles 11 de febrero. En concreto, colocará un 28% de su capital en el parqué. Para los pequeños inversores (minoristas) se reserva un 9% de la oferta pública de venta (3,82 millones de títulos). El folleto de emisión prevé una inversión mínima de 1.500 euros y un máximo de 200.000 euros para cada comprador minorista. Durante los últimos meses AENA ha visto cómo se ha incrementado de manera significativa su valor, tras la mejora de los resultados que presentó el pasado mes de enero. El pasado miércoles volvió a incrementar el precio de sus acciones a una horquilla de entre 53 y 58 euros y fijó un importe máximo de 58 euros por título para el tramo minorista.

«Es un valor que a los precios actuales presenta un potencial limitado de subidas, máxime si las bolsas pudieran tener algún revés a nivel global. Para el inversor minorista, el último rango son precios muy exigentes y habría que valorar caídas de precios para entradas más asequibles», subraya Jaime Díez, analista de XTB. Otros expertos hacen hincapié en su atractivo como inversión a largo plazo, con unos dividendos estables. En este sentido, el folleto de emisión detalla que AENA distribuirá un 50% del beneficio de cada año, a partir del ejercicio finalizado el 31 de diciembre de 2015, a retribuir a sus accionistas.

Díez, quien recalca la mejora de los resultados del gestor de los aeropuertos, lamenta, sin embargo, la decisión del Ejecutivo de acometer su privatización parcial. «La lástima es que tras conseguir mejorar la gestión y salir de pérdidas, los españoles tengan que prescindir de una empresa pública que dé beneficios en un momento con las arcas tan necesitadas de activos rentables para pagar una deuda que supera el 100% del PIB en el país».

Abertis Telecom

Abertis comunicó el pasado mes de octubre su decisión de sacar a Bolsa su filial que gestiona la señal de televisión y la telefonía móvil (cuenta con cerca de 7.700 torres de telecomunicaciones), Abertis Telecom, una operación que estará dirigida, especialmente, a inversores institucionales. El mercado valora el conjunto de la compañía en un entorno de 3.000-4.000 millones de euros. Se espera que la operación se lleve a cabo durante el segundo trimestre del año.

Flores considera que la reestructuración del sector de las telecomunicaciones en Europa dotará de pujanza a este valor. «Es posiblemente en ese sector donde se encontraran alguno de los valores con mejores perspectivas. Telefónica debería jugar un papel importante en este movimiento. También Abertis Telecom debería recibir una buena recepción por parte del mercado», subraya.

Por su parte, Díez considera que la valoración, de momento hipotética, es elevada y recomienda a los inversores, como en el caso de AENA, esperar. «Abertis Telecom mantiene, como Aena, una posición dominante en el mercado español y en este caso el objetivo es que los nuevos inversores planteen operaciones en el marco internacional con las que expandir el negocio. La valoración de 4.000 millones de euros se sitúa en la parte alta de lo deseado aprovechando el momento general de las bolsas. Habría que esperar a ver la evolución en su gestión de costes y el posible desarrollo internacional».

Saeta (ACS)

ACS anunció recientemente la salida a Bolsa del 51% de su filial de energías renovables, Saeta, una operación (prevista para el próximo día 16 de este mes) que se dirigirá exclusivamente a inversores cualificados. La compañía presidida por Florentino Pérez ya había puesto en venta este activo desde hace varios ejercicios, que cuenta con la mayor parte de la cartera de plantas de energías limpias de ACS. En concreto, 16 parques eólicos ubicados en España, que suman una potencia de 539 megavatios y tres plantas termosolares, también en España (150 megavatios).

«La filial de energías renovables de ACS, Saeta, ya baraja distintos rangos de precios (10,5 y 12,25) que llevarían su valoración hasta los 1.000 millones de euros. Saeta promete remuneración estable con dividendos a pesar de que todavía se encuentra en números rojos y que tiene una deuda de 2000 millones de euros. La salida a Bolsa entraña riesgos para un inversor minorista dada la, de momento, débil situación de la empresa», destaca Jaime Díez, que concide en su análisis con Flores, quien tampoco recomienda la inversión. «Parece una de esas situaciones en las que se hace de la necesidad virtud, por lo que debería abordarse con especial prudencia a la vista de la situación financiera del grupo».

Testa (Sacyr)

Otra filial de una compañía del Ibex 35, la inmobiliaria Testa (Sacyr), prevé su salida a Bolsa mediante una oferta pública de suscripción de acciones (OPS) por 300 millones de euros. La sucesión de operaciones de este tipo lleva a los expertos a preguntarse sobre su atractivo. «La mayor parte de salidas a Bolsa que se esperan son filiales de empresas ya cotizadas, lo que siempre genera dudas sobre la verdadera intención de dichas salida», explica Flores. Testa, que cuenta en la actualidad de un capital flotante de 0,67%, señala que llevará a cabo esta operación únicamente si la situación de los mercados es propicia.

Flores concluye que, ante la naturaleza de la operación, es preferible entrar en Sacyr que en su filial. «En este caso se tratan de una operación a priori "fácil" en el sentido de que el momento actual es muy favorable producto inmobiliario. Sin embargo hay que tener en cuenta que el fin último de la operación es captar capital para Sacyr y reembolsar deuda, por lo que podríamos estar ante un "vaciamiento" de la filial inmobiliaria en favor de Sacyr, lo que seríaa positivo para los accionistas de la constructora pero no tanto para la propia Testa. En ese sentido apunta el acuerdo de reducción de capital aprobado en la última junta. Por ello en este caso concreto, y a falta de conocer los detalles de la operación, parece razonable entrar como accionista de Sacyr antes de la colocación antes que hacerlo mediante la propia opv».