Terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas
Terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas - jaime garcía

Las claves de la salida a Bolsa de AENA

El Gobierno ha decidido privatizar el 49% de la sociedad, por lo que el Estado mantendrá una posición de control sobre el gestor de los aeropuertos españoles

Actualizado:

¿Se privatizará por completo AENA?

El Gobierno ha decidido privatizar el 49% de la sociedad, por lo que -tal y como se ve reflejado en el folleto de emisión- el Estado mantendrá una posición de control sobre el gestor de los aeropuertos españoles. La ministra de Fomento, Ana Pastor, señaló ayer que los trabajadores seguirán siendo considerados, por tanto, «empleados públicos».

¿Supondrá el cierre de aeropuertos?

Otra de las cláusulas, presente en la normativa reguladora que aprobó el Ejecutivo el año pasado, es que se ha de mantener la red de aeropuertos . El Gobierno ha recalcado que el modelo de privatización parcial conservando el bloque convierte a AENA en el primer operador del mundo en número de viajeros y garantiza la movilidad de los ciudadanos.

¿Cuánto valdrán las acciones?

Hasta el próximo 9 de febrero no se conocerá el precio final de los títulos de AENA. El folleto remitido a la CNMV establece una horquilla de entre 43 y 55 euros por acción, pero el importe dependerá, en última instancia, de la demanda con que se encuentre en el mercado.

¿Cómo se pueden adquirir los títulos?

La opv (oferta pública de venta de acciones) reserva un 9% de los títulos al tramo minorista (3,82 millones de acciones). El folleto especifica que el importe mínimo por el que se podrán adquirir acciones de AENA se eleva a 1.500 euros, mientras que el máximo se sitúa en 200.000 euros. En el caso de los trabajadores de la sociedad aeroportuaria, a los que se destinan 381.818 acciones, el tope máximo desciende hasta los 15.000 euros. La práctica totalidad de las entidades financieras y las cajas rurales se han ofrecido a vender los títulos del gestor.

¿Cuál es el objetivo de esta operación?

Miembros del Ejecutivo han desechado la idea de que el Gobierno ponga en marcha esta operación para obtener liquidez en las arcas públicas. De hecho, el modelo propuesto por el anterior Gobierno -que conllevaba la fragmentación de la red de aeropuertos- tenía una previsión de ingresos mayor (5.300 millones de euros), frente al rango más elevado con que cuenta la operación actualmente en marcha (4.040 millones de euros). Pastor señaló ayer que la privatización parcial, conservando la integridad de la red, «permitirá incrementar la competitividad y eficiencia de AENA en un entorno de dura competencia con otros operadores internacionales».