La aportación máxima a planes de pensiones será de 8.000 euros al año
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro - efe
reforma fiscal

La aportación máxima a planes de pensiones será de 8.000 euros al año

También se elimina la exención de tributación de dividendos que hasta ahora estaban excluidos hasta un máximo de 1.500 euros

Actualizado:

La aportación máxima a los planes de pensiones que desgravará en el IRPF a partir de enero de 2015 se reducirá a 8.000 euros por año, según han explicado hoy en rueda de prensa el ministro e Hacienda, Cristóbal Montoro, y el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre. Hasta ahora, se puede deducir hasta 10.000 euros al año y 12.500 si el contribuyente tiene más de 50 años.

También han recordado que l a reforma fiscal incluirá la exención de pagar impuestos por los rendimientos obtenidos por cuentas o seguros mantenidos durante un mínimo de 5 años.

Según han explicado, se trata de beneficiar fiscalmente nuevos vehículos de ahorro a largo plazo, que en este caso pueden adoptar la forma de cuenta bancaria o seguro.

Respecto a los planes de pensiones, Montoro ya explicó el pasado viernes que la aportación media anual no alcanza los 4.000 euros y que son muy pocos los que alcanzan los máximos todavía vigentes (10.000 euros hasta 50 años y 12.500 euros para los mayores de esa edad).

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha anunciado que se elimina la exención de tributación de dividendos (hasta ahora estaban excluidos los primeros 1.500 euros).

Una rebaja compatible con la UE

La rebaja fiscal a la que se ha comprometido el Gobierno, ha querido destacar Montoro, es perfectamente compatible con los objetivos de déficit público establecidos por la Unión Europea, por dos razones. En primer lugar, ha explicado, este ejercicio ya se ha incrementado la recaudación más de lo que lo ha hecho la actividad económica, y eso implica que a partir del año que viene ya se pueden bajar los impuestos, con la seguridad que da constatar que en 2014 la recaudación tributaria está creciendo por encima del 5%.

Además, todas las previsiones económicas indican que el año que viene España tendrá más crecimiento económico. En concreto, las del Gobierno lo sitúan en el 1,8% pero esta estimación «es moderada en comparación con la «cada vez más mayoritaria opinión» de que el crecimiento será mayor. Cuanto mayor sea la actividad económica, ha dicho el ministro, más se facilita el pago de impuestos y más aumenta la recaudación tributaria y la creación de empleo.

El anteproyecto de ley presentado el viernes por el Gobierno incluye una rebaja media en el IRPF del 12,5% a partir de enero de 2015: los tipos de la tarifa -que pasa de siete tramos a cinco- se rebajarán hasta un mínimo del 20 % (actualmente el 24,75%) y un máximo del 47% (ahora el 52 %), con tipos intermedios del 25%, del 31 % y del 39%. Para 2016, el tipo mínimo caerá hasta el 19% y el máximo al 45%, con gravámenes intermedios del 24%, del 30 % y del 37% en función de la base imponible.

Por lo que respecta al impulso a la actividad económica, Montoro ha recordado que la reforma fiscal propiciará un aumento del PIB de medio punto en 2015 y 2016, lo que equivale a alrededor de 5.500 millones de euros. El anteproyecto de ley, que ahora será sometido a consulta, prevé ayudas de 1.200 euros anuales para familias con ascendientes o descendientes con discapacidad y para familias numerosas.