El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa - efe

El juez cita a declarar a Blesa como imputado por el caso de la preferentes

El expresidente de Caja Madrid comparecerá ante Fernando Andreu el 3 de marzo para explicar la venta de estos productos por parte de Caja Madrid

Actualizado:

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha citado a declarar el próximo 3 de marzo a los querellados por la comercialización de participaciones preferentes, encabezados por el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa. El mismo día comparecerá el expresidente de la patronal Gerardo Díaz Ferrán, que figura en la querella por haber sido consejero de la caja madrileña. El que fuera líder de la CEOE permanece encarcelado por el vaciamiento patrimonial del Grupo Marsans.

Entre el 4 y el 7 de marzo irán declarando también como imputados –acompañados de abogado- el resto de querellados, hasta un total de 14 personas, que conformaban la cúpula de Caja Madrid: Jesús Pedroche Nieto, Rodolfo Benito Valenciano, José Manuel Fernández Norniella, José María Arteta Vico, Fernando Cuesta Blázquez, Carlos Contreras Gómez, Manuel Fernández Navarro, Carlos Stalianopoulos, José Luis Sánchez Blázquez, Álvaro Canosa Castillo, Aurelio Izquierdo Gómez y José Fernando García Checa.

Las citaciones del juez llegan después de que la Audiencia Nacional acotara la investigación de las preferentes a la cúpula de las cajas que formaron el grupo BFA-Bankia que idearon estos productos, dejando fuera tanto a las personas jurídicas como a los empleados que las vendieron.

A mediados de diciembre, en dos autos, la sección tercera de la sala de lo penal admitía parcialmente las querellas de UPyD y un particular que invirtió 535.000 euros en preferentes y deuda subordinada, y aceptaba íntegramente los recursos que Bankia, BFA y Caja Madrid Finance Preferred interpusieron contra la admisión de las mismas por parte del juez Fernando Andreu el pasado junio.

La Audiencia Nacional insistía en que era «evidente la necesidad de investigar si para paliar, retrasar u ocultar de alguna manera» el deterioro patrimonial de Bankia, las cajas «utilizaron la emisión de deuda subordinada y/o participaciones preferentes como una manera de captar activos y disfrazar la situación de insolvencia» en la que se encontraban, especialmente Caja Madrid y Bancaja.

Y recordaba que el «caso Bankia» que instruye el mismo juez ya investigaba si «la planificación de la comercialización de participaciones preferentes ideada por los directivos de las entidades querelladas pudo ser un artificio creado por las mismas para mejorar su situación financiera».