RÍO2016Juegos Olímpicos

Juegos Olímpicos - Juegos Olímpicos Río 2016

La redención de Michael Phelps

De pequeño le tenía miedo al agua, pero las piscinas comenzaron a ser su refugio ante las discusiones de sus padres. El alcohol y las drogas casi tuercen su carrera, pero en su cuello ya se ha colgado 21 medallas de oro en unos Juegos

Michael Phelps, con sus 21 melladas de oro en unos Juegos Olímpicos
Michael Phelps, con sus 21 melladas de oro en unos Juegos Olímpicos - AFP

El nadador estadounidense Michael Phelps agigantó anoche todavía más su leyenda tras alcanzar hoy su vigésimo quinta medalla, la vigésimo primera de oro, en unos Juegos Olímpicos. Se impuso en la final de los 200 mariposa y también en el 4x200 libre.

Phelps, sin embargo, no siempre ha sido el deportista de éxito que conocemos hoy en día y fue gracias a la natación por lo que su vida cambió por completo. El norteamericano nació en una familia de deportistas, por lo que desde bien pequeño comenzó a practicarlos. Al principio lo hacía con 'los típicos' americanos, béisbol y fútbol americano, aunque empujado por sus hermanas comenzó la natación.

Él era un niño hiperactivo, así que el practicar deportes le venía realmente bien. Phelps, en su biografía, asegura que de pequeño le tenía miedo al agua, aunque las piscinas comenzaron a ser su refugio ante las discusiones de sus padres.

Con 15 años se convirtió en el deportista más joven en participar en unos Juegos Olímpicos. Tan solo un año después batió su siguiente récord del nadador más joven de la historia en romper una marca mundial en los 200 mariposa con 15 años y 9 meses. Pero todo esto cambió en el año 2004, cuando fue detenido por conducir borracho. El estadounidense aseguró que lo ocurrido se trataba de un hecho aislado.

En el año 2008 se convirtió en el deportista que más oros había conseguido en una misma edición de los Juegos Olímpicos, colocándose así como el mejor nadador de todos los tiempos. Sin embargo, al año siguiente, todo volvió a cambiar. A finales de 2009 fue fotografiado consumiendo marihuana, por lo que la Federación Internacional (FIDA) y el Comité Olímpico Internacional(COI) lo condenaron.

Aunque esto no hizo que el nadador tirase la toalla, sino que entrenó duro para llegar con las mejores condiciones a Londres 2012. Pero tan solo hace dos años, tras ser detenido de nuevo por conducir bajo los efectos del alcohol, Phelps decidió internarse en un programa de rehabilitación para superar así su adicción.

Después de esto su vida ha cambiado por completo. Tras mantener una relación intermitente desde el año 2007 con Miss California 2010, Nicole Michele Johnson, ambos tomaron la decisión de casarse.

Durante estos días en los Juegos Olímpicos uno de los mayores protagonistas en las piscinas no ha sido Michael Phelps, sino su hijo Bloomer Phelps. Y es que el pequeño, que estaba junto a su madre viendo a papá, está muy concentrado mirando todo lo que hay a su alrededor con apenas tres meses de edad. Parece que la vida le vuelve a sonreir al nadador.

Toda la actualidad en portada

comentarios