Rifaterra, en 2016, con la camiseta del Olímpic de Xátiva
Rifaterra, en 2016, con la camiseta del Olímpic de Xátiva - Las Provincias

Segunda BRifaterra, el único goleador cuarentón en la historia de Segunda B

Retirado en verano en el Olímpic de Xátiva, permaneció en activo durante 25 temporadas y ahora pertenece al cuerpo técnico del club valenciano

Actualizado:

Eduardo Rifaterra (Pamplona, 13-09-1974) se mantuvo en activo durante 25 temporadas, convirtiéndose en un referente en el fútbol valenciano aunque nunca llegara a militar en Primera o Segunda división.A pesar de recibir ofertas para dar el salto, su techo fue la Segunda B, donde figura como el futbolista que ha marcado gol con más edad. Retirado en verano de 2017 en el Olímpic de Xátiva, donde ahora ejerce como segundo entrenador, este centrocampista aparece ahora en las estadísticas como el único jugador que ha visto portería  en la categoría de bronce con más de 40 años. ( Quién marcó el gol con menos edad)

Los campos de bronce y la Tercera división fueron el hábitat natural de Rifaterra, un referente del fútbol modesto valenciano. En las tres provincias de esta Comunidad disfrutaron del toque de un cent rocampista que, a pesar de haber nacido en Navarra, se asentó en la costa mediterránea y que pasó por clubes tan representativos como el Acero, Burjassot, Alzira, Alcoyano, Novelda, Onda y Olímpic de Xátiva, el equipo de Segunda B donde puso el punto y final a una carrera de más de dos décadas y en el que pudo ver cumplido un sueño maravilloso. La eliminatoria de dieciseisavos de final la Copa del Rey que disputó frente al Real Madrid, en la temporada 2013-14, supuso el premio a su trayectoria y entrega constante sobre la hierba. El resultado de aquella visita con el Olímpic fue lo de menos porque pisar el césped del Santiago Bernabéu resultó la mejor recompensa para un jornalero del balón que ahora tiene el récord de ser el goleador más veterano en la división de bronce.

Rifaterra, que llegó a disputar 174 partidos en las siete temporadas que militó en Segunda B, se estrenó en la campaña 2000-01 vistiendo la camiseta del Alzira antes de regresar a Tercera división. No volvió a disfrutar del fútbol de bronce hasta que recibió la llamada del Alcoyano (2004), aunque al término de aquel curso volvió a descender un escalón. Con la firma por el Olímpic de Xátiva (2011) llegó la etapa de asentamiento hasta la retirada, marcada por las lesiones. La temporada 2016-17 la pasó en blanco al no tener licencia porque no se pudo recuperar a tiempo de una rotura del tendón de Aquiles que le impidió despedirse como a él le hubiera gustado: jugando y golpeando al balón.

Gol histórico y expulsión

Con el conjunto de La Murta, uno de los estadios más antiguos y con más solera del fútbol español, disfrutó de aquella inolvidable eliminatoria ante el Real Madrid, que ya le pilló con 39 años. Tres años después de su experiencia en el Santiago Bernabéu, Rifaterra, sin saberlo, hizo historia en Segunda división B. El 20 de marzo de 2016, su equipo, que en esa temporada era entrenado por Raúl Garrido, recibía al Hospitalet, un partido correspondiente a la jornada 30 de Liga y en la que los valencianos acabaron celebrando la victoria (2-1). En ese encuentro, el centrocampista se convirtió en héroe y villano. Marcó en el minuto 75 el gol del triunfo y en la recta final recibía la segunda amarilla y era expulsado por Artacho Cobo. Pero aquella diana fue histórica y supuso más que tres puntos.

Rifaterra, que disputaba aquel partido ante el Hospitalet con 41 años y 189 días, se convertía ese día en el primer jugador de la historia de Segunda B en marcar siendo ya cuarentón. No había precedentes antes y nadie lo ha conseguido después que él. Villanueva, jugador del Lealtad asturiano ( 39 años y 329 días), y Chota, con el Melilla (39 años 309 días), son los futbolistas que figuran por detrás de Rifaterra en la lista como los goleadores más veteranos de Segunda B.