Josep Maria Bartomeu durante un acto institucional del Barcelona
Josep Maria Bartomeu durante un acto institucional del Barcelona - EFE
Fútbol

Bartomeu insiste en jugar contra el Gerona en Miami

El presidente reiteró la postura del club ante la situaición política de Cataluña: «Hay libertad de expresión, como club defendemos el derecho a decidir y la democracia, pero no tomamos partido»

BarcelonaActualizado:

Pocas cosas preocupan ahora mismo al Barcelona tanto como la disputa de un partido de Liga en Estados Unidos. El presidente del club, Josep Maria Bartomeu, defiende esta posibilidad con argumentos de peso para la entidad azulgrana aunque sabe que no será fácil que finalmente la Federación autorice que externalización del choque. El dirigente, en una entrevista radiofónica, también explicó la implicación política del club en la situación de Cataluña, así como cuestiones deportivas que rodean a la actualidad azulgrana. «No sé si el Gerona-Barça se jugará en Miami. La propuesta os pareció una buena idea para promocionar la Liga, hay que acercarse a los aficionados y lograr nuevas fuentes de ingresos, pero yo no decido. Hace unos días el director general del club, el CEO, Óscar Grau, habló con los capitanes, acompañado de Pep Segura, y les explicó la postura del club. Competimos en ingresos con la Premier League y aumentar los ingresos sería bueno para los equipos pequeños también», empezó explicando en los micrófonos de Onda Cero. «Unos pensarán que es buena idea y otros que no, pero promocionar el fútbol, la Liga, el Barça y la marca Barça en un mercado emergente como Estados Unidos es bueno para competir con clubs-estado o la Premier. No es un negocio a corto plazo. Lo veo a más largo plazo. Gerona y Barça hemos pedido la autorización. Si no nos la dan, pues no pasa nada. La Federación todavía no nos ha contestado a la carta. Si no hay concordia entre todos, no se hará», añadió.

Bartomeu también quiso despolitizar este encuentro y aseguró que no creía que Miami viviera un aquelarre independentista por la catalanidad de ambos clubes: «¿Independentismo en EE.UU.? Yo no lo veo, hemos jugado muchas veces en Estados Unidos. Lo vemos como un partido de fútbol en el que nos jugamos los tres puntos». Y desveló que hay cola par jugar este tipo de encuentros fuera de España: «Hay interés de varios clubs de Primera y de Segunda para cuando se repita un partido fuera, ser ellos los elegidos. Lo hemos hablado y todo el mundo es consciente de que esto va a ayudar. También los jugadores. Más ingresos, más salarios...».

Una cosa llevó a la otra y la situación que vive Cataluña fue abordada en la conversación. Bartomeu reiteró la postura del club: «Nos debemos a nuestros socios, los propietarios del club, y a los millones de aficionados que tenemos por todo el mundo. Nos gusta explicar que tenemos más de 325 millones de seguidores en las redes sociales. Los que vivimos en Cataluña estamos acostumbrados a vivir la política, pero no tomamos partido. Hay libertad de expresión, como club defendemos el derecho a decidir y la democracia, pero no tomamos partido. Sí somos un club arraigado en Cataluña, catalán y catalanista, vinculado a la lengua, pero en el Barça todo el mundo tiene cabida y somos un club integrador. El 72 por ciento de los socios del Barça están de acuerdo con este posicionamiento». Y argumentó los motivos por los que se permiten las pancartas políticas dentro del Camp Nou: «Defendemos la libertad de expresión dentro de la legalidad. Estos son los valores históricos del club, todos los defendemos y los mantendremos siempre, es una forma de entender el Barça. Nosotros defendemos el diálogo. El respeto es lo más importante y en el Camp Nou lo tenemos».

Cristiano Ronaldo y Messi en una gala del mejor jugador del año
Cristiano Ronaldo y Messi en una gala del mejor jugador del año - AFP

Bartomeu se centró en cuestiones deportivas y valoró la calidad de Messi y la política de fichajes del club. Del hecho de que Messi no esté entre los candidatos al The Best, señaló que «me sorprende que no esté, fue Bota de Oro, campeón de Liga y Copa, pero Messi no juega en el The Best, juega en otra categoría, es el mejor del mundo; deben considerar que está fuera de concurso porque se lo deberían dar siempre». Y valoró la marcha de Cristiano Ronaldo del Real Madrid: «Va a hacer mejor a la Juventus y las acciones de la Juve ya han subido en la bolsa. Cristiano es un gran jugador pero no se nos pasó por la cabeza ficharlo. Si me pongo la gorra de la Liga, necesitamos a los mejores del mundo para generar ingresos. No es bueno que se vayan. Se fue Neymar y ahora Cristiano». Los objetivos deportivos están claros en el Camp Nou. Para el presidente «el objetivo número es la Liga». No obstante, si pudiera pedir un deseo «pediría el triplete». «Nosotros presupuestamos siempre ganar la Liga, llegar a la final de la Copa y a cuartos de final de la Champions en lo económico. En lo deportivo, el triplete», aseguró. Y reconoció que «la noche de Roma fue de las peores que he vivido, pero me quedo por cómo se levantó el equipo para ganar Liga y Copa. Tras aquella eliminación todos queríamos romper todo, pero en frío no. Nuestra relación con Valverde es excelente». Precisamente, sobre la continuidad del técnico, que este año debe decidir si hace uso del año opcional que le queda, se mostró partidario: «A mí me gustaría que siguiera Valverde, es un entrenador de club, me gusta cómo se relaciona con nosotros y con los jugadores. Nos sentaremos porque tiene opción a una temporada más. Cuando hablamos sabíamos que triunfaría y estamos muy contentos de cómo le van las cosas. Siempre fue nuestra primera opción».

El presidente abordó temas algo más espinosos como el límite salarial y el aumento de sueldo de los jugadores. Uno de los últimos en reclamar mejora ha sido Rakitic tras descartar una gran oferta del PSG. « Estamos al límite del fair play financiero que nos pide la Liga y la UEFA. ¿Rakitic? En esta temporada no podrá ser, pero la próxima ya veremos. Lo de Busquets está presupuestado y con Jordi Alba vamos a hablar en breve», señaló. También desveló que había hablado con Piqué tras el documental de Griezmann en el que el central culé estaba implicado: «Ya hemos hablado internamente y queda entre nosotros. La relación con Piqué es muy buena pero cuando tengo que decirle algo, se lo digo ¿Los puntos del carnet de conducir? Eso son cosas personales suyas». También salió en defensa del club cuando quiso dejar claro que André Cury, empleado del Barça, no había cobrado dinero tras la marcha de Neymar: «No nos dolió que se fuera, nos dolió cómo se fue, nos pilló por sorpresa. ¿222 millones? Prima lo deportivo, no lo económico. Cury no ha cobrado la cláusula por si el Barça vendía a Messi con su mediación porque no fue una venta: el PSG pagó la cláusula, que es distinto. Tampoco ha cobrado por las ventas de Yerry Mina y Paulinho que han sido de club a club».