Michael Phelps
Michael Phelps - Reuters
Natación

Phelps: «No quería vivir más»

El deportista con más medallas olímpicas de la historia relata su dramático paso por un centro de rehabilitación para solucionar sus problemas con el alcohol

Actualizado:

Michael Phelps, el deportista con más medallas olímpicas de la historia (18 de oro, 22 en total), ha vivido los dos últimos años en permanente cuesta abajo, en los que sus problemas con el alcohol y la Justicia han amenazado de forma constante con convertirle en un juguete roto más.

En septiembre de 2014 fue detenido por conducir borracho y sancionado con seis meses sin competir. Se perdió los Mundiales de Kazan. «La verdad, pensé que tal y como iba evolucionando su vida se quitaría la vida», cuenta Bob Bowman, el entrenador de Baltimore que ha acompañado a Phelps durante toda su carrera y que también estuvo con él cuando Phelps fue llevado casi a la fuerza a The Meadows, el centro de rehabilitación en el que pasó dos meses. «Nunca he sentido más miedo en mi vida que cuando llegué al centro», ha explicado el propio Phelps en un amplio reportaje en Sports Illustrated

Ahí queda escrito el relato de su calvario durante esta última época. «Estaba en un lugar muy oscuro y realmente no quería vivir más».

Ahora, en cambio, Phelps es muy optimista con su futuro. Ha vuelto a entrenar y en el horizonte visualiza su participación en Río 2016, los que serían sus cuartos Juegos: «No he tomado ni un sorbo de alcohol ni lo haré. Mi grasa corporal se ha rebajado significativamente. Estoy más delgado que nunca. Los resultados están ahí porque he trabajado, me he recuperado, he dormido y me he cuidado más que nunca».